Revista El Muro

 

Por: Bibiana Rueda

 Vivimos en una sociedad que a través de los medios de comunicación y diferentes estímulos externos nos invita (de manera casi obligada) a estar en pareja, se nos enseña por diferentes frentes que la vida en pareja es necesaria. Claro, somos animales,  y viéndolo desde un punto de vista básico de supervivencia, es necesario, pero al ser necesario se vuelve obligación, y cuando pasamos cierta edad la búsqueda de pareja es una carrera contra el tiempo ansiosa, dolorosa y difícil para algunos. Cuando finalmente “logramos” estar con alguien, aparecen situaciones o problemas que poco a poco se hacen más grandes y graves, y esa historia fantástica que las comedias románticas americanas venden queda atapada en una realidad que no concuerda, que duele, y se desvanece como polvo, pues la vida en pareja se torna más que difícil.

Con el propósito de abrirte a la luz y darte sencillas herramientas para que tu pareja funcione, sea sana y te brinde satisfacciones constantes, anexamos unas cuantas ideas de malentendidos comunes en las relaciones de pareja, y te mostramos una luz, si estás dispuesto producir el cambio que a lo mejor necesitas.

Mi pareja aflora lo peor de mí

Esta es una de las frases más comunes de las parejas. Solemos decir que estábamos balanceados emocionalmente pero que nuestra pareja encuentra la manera de activar ese botón de ira, molestia, desasosiego, ansiedad, rabia, etc. cuando esto ocurre en las parejas se debe a dos fenómenos, el primero es  la des-responsabilidad emocional en la que vivimos, “Lo que a mí me pasa es por tu culpa”, vivimos evadiendo la responsabilidad por lo que sentimos, ponemos afuera las razones de nuestras decisiones y dejamos el poder de manejar muestras emociones a los demás y al ambiente, no entendemos que permitir la desestabilidad emocional por el exterior (mi pareja, el jefe, un amigo, una situación) implica inmadurez emocional y des-responsabilidad emocional. Por eso, si a futuro volvemos a caer en la clichesuda frase, permitámonos observar con consciencia e introspección como manejamos nuestras emociones.

 parejacent  

Esa historia fantástica  queda atrapada entre una realidad que no concuerda

Cuando nos casemos yo la/lo hago cambiar

 Esta es una de las creencias más erróneas de las parejas. El cambio es un proceso que inicia solo quien desea hacerlo, por convicción personal y entrega, cuando asumo estar con alguien y declare mi amor, enseguida acepto, también en amor, estar con esta persona y amarla tal y como es, pretender cambiar a alguien que se ama, ni es amor ni es ayuda, es una imposición narcisista disfrazada de los principios que a mí me funcionan. Si decido estar con alguien es porque aun cuando aflora su parte más negativa, ahí también l@ amo, el amor implica aceptación, mas no resignación, si conocí mi pareja con alguna característica que definitivamente no soporto o no acepté, mejor me replanteo la relación antes de comprometerme. Recuerda: el cambio solo se produce en aquel que desea cambiar.

Efecto espejo

Cualquier cosa que te moleste de tu pareja, que no toleres, que te fastidie… justo antes de criticar, permítete ser consciente y observar dentro de ti qué de eso comparten, qué de eso que tanto críticas no has aceptado en ti y aun juzgas. Las parejas son usualmente el mejor espejo para mostrarnos lo que aún nos falta trabajar y hacer consciencia de nosotros mismos.

 parejacent2

Si es posible construir una relación Sana

Idealización

El príncipe azul, la virginal mujer, el encantador hombre que en caballo blanco me salva de las fauces del dragón son ideas y personajes arquetípicos que solo existen en libros y de los cuales las comedias románticas se han aprovechado para crear modelos idealizados de hombres y mujeres al rededor del mundo. Todos  y cada uno de nosotros somos seres únicos que amamos a nuestra manera, cuando permitimos que la idealización se apodere de la pareja, al principio de la relación (en muchas ocasiones) inconscientemente minimizamos errores o simples comportamientos humanos en nuestra pareja, pero cuando se hacen evidentes, grandes o simplemente insoportables, caemos en lugares comunes, acuñando frases como  “saco las uñas”, “ya no es el que era”, “se cayó de su pedestal”, “peló el cobre”. Etc. Frases que dan cuenta de que al iniciar la relación, con el propósito de mantenerla, idealizamos nuestra pareja, perdiendo su humanidad (errores, dificultades, complicaciones), endiosándolos y creyéndolos perfectos, pero al asomo de su humanidad, enseguida vamos lanza en ristre contra ellos a juzgarlos y recriminarles su comportamiento. Recordemos que estamos emparejándonos con humanos con tantos errores como nosotros los tenemos, así que evitemos la idealización, al fin y al cabo todos somos humanos

Tomarse todo personalmente

Cuando vamos por la vida tomándonos cualquier opinión, idea o comportamiento de nuestra pareja de manera personal, vivimos en un caos existencial y peleas constantes, el conocido “es que tu dijiste eso porque quieras decirme que”… o “él hizo eso para hacerme sentir aquello”… O “ella se comporta así porque sabe que a mí me molesta”… No son más que señales inequívocas de nuestro ego narcisista que se toma todo personalmente con el propósito de tener la razón o de sufrir. Si nos tomamos todo lo que nuestra pareja dice u opine personalmente siempre vamos a tener el riesgo de sufrir, porque uno de los dos querrá imponerse en opiniones e ideas y sufrir irremediablemente por esta misma razón, así que relájate, serénate, no eres el rey del universo, no todo tiene que ver contigo.

Hacer suposiciones

Cuando hacemos suposiciones sobre nuestra realidad usualmente nos enfrentamos a dificultades y malos entendidos, hacer suposiciones es un vicio negativa de la mente es que yo supuse que tu ibas a… a…” “Es que supuse que tú llamabas y…”. La suposición es un recurso del ego que permite generar ideas, creencias y casi hasta películas alrededor de algo que simplemente no existe: la suposición. Recordemos escuchar con atención, preguntar abiertamente y evitar la suposición.

Imágenes centrales tomada bajo licencia Creative Commons de:

//www.flickr.com/photos/59632563@N04/6238711264/sizes/l/in/photostream/“>http://www.flickr.com/photos/59632563@N04/6238711264/sizes/l/in/photostream/

http://www.geograph.org.uk/photo/671294

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario