Revista El Muro

Sorelestat Serna te presenta esta polémica película evaluándola como película erótica y de romance

 

Título original: Fifty Shades of Grey

País: Estados Unidos.

Presupuesto: US$40´0000.000.

Recaudo: US$266 395 000, hasta el momento de haber sido escrita esta reseña.

Dirección: Sam Taylor-Wood

Reparto: Jamie Dornan, Dakota Johnson.

 Anastasia Steel, estudiante de literatura, conoce al millonario Christian Grey cuando le hace una entrevista como un favor a su mejor amiga. Desde el primer instante en que se conocen se sienten atraídos el uno por el otro. Ella se siente fascinada por el misterio y el afán de controlar todo de Grey, él se enamorara de la inocencia de Anastasia, la seducirá y aceptará que la quiere. Ella deberá someterse a los términos que Christian le impone. Conocerá los secretos de Grey y descubrirá cuánto está dispuesta a dar por amor.

 Antes de empezar, quiero decir que después de las dos horas que dura la película, aún sigo sin entender porque la gente ama estos dos personajes. Solo me voy a referir a esta primera película, por el final imagino que muy pronto llegaran las otras dos partes. No he leído los libros así que no sé qué sucederá con los personajes.

 

Imagen superior y central toadas desde el fanpage de la película.

Dividiré esto en dos películas:

Romántica: No funciona, no existen esos obstáculos que deban sortear los protagonistas a través de la historia, para al final lograr el amor. Solo vi dos personas luchando por demostrar cuál de los dos sería el tirano de la relación. Son unos personajes planos, haciendo la historia predecible, no hay necesidad de haber leído el libro para saber qué va a suceder.  Christian Grey, es un niño rico, enseñado comprar todo lo que quiere, y no quiere dejar escapar su nuevo juguete llamado Anastasia. Ella es una joven a punto de graduarse de la universidad, que aún no conoce el mundo, con toda una vida por delante y para completar el cuadro, virgen e inocente. Los diálogos son vacíos y superfluos para dos personas que se están conociendo y conquistando. Los dos actores recitan a cabalidad cada uno de sus diálogos, sin que se note alguna chispa entre ellos. Por más que trato de entender el lado romántico no puedo creerme todo el discurso que tiene Grey para seducir a Ana, en mi apreciación personal, él debe haberlo utilizado con cada una de las mujeres que tuvo parar que aceptaran sus refinados gustos sexuales.

 Erótica: Tal vez, pero para tanto escándalo, esperaba algo más, las escenas no suman más de treinta minutos del total de la cinta. Ni le quitan ni le aportan nada a la historia. En mi concepto parecen ser anexadas para completar el metraje de la película. No tienen fuerza ni gracia, parecen un matrimonio jugando con el sado para romper la monotonía de su vida sexual. Si querían algo fuerte deberían haber realizado algo como La Pianista de  Michael Haneke o Romance X, en la cual aparece la estrella porno Rocco Siffredi. La película podrá ser recordada por todo el boom alrededor de ella y gracias a la trilogía escrita por E. L. James. Pero nunca tendrá la importancia o la fuerza de cintas como Nueve semana y media, Las edades de Lulú o El último tango en parís.

 Sé que no debería incluir spoilers, pero para resaltar, la única escena que se puede salvar de la cinta es cuando están negociando el contrato de las cosas que podrá o no podrá hacer Grey con Ana.

 Calificación: unaestrellaceroestrellasceroestrellasceroestrellasceroestrellas (1/5, pero sólo por la gran taquilla que ha tenido)

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario