Revista El Muro

Durante una corta visita a Colombia, hablamos con Rodrigo Noriega, bajo de la agrupación emergente mexicana “Los Phantoms”. Nos contó sobre la banda, su historia, música, el éxito y perspectivas.

Por: Mauricio Moreno

@Mauromoreno83

Los Phantoms es un proyecto musical que nació hace un poco más de tres años de la mano de los hermanos Rodrigo y Gerardo Noriega. Amantes de la música, empezaron a componer y crear maquetas. Siguiendo el proceso típico de las agrupaciones un poco al revés, partieron de algunas canciones  y de allí conformaron un grupo con la compañía de Hache González (Batería), Suzy y Karen de La Torre en los coros, y Gi Castellano en la voz, la más reciente adición al grupo. Todos entraron, si, por su técnica y calidad, pero principalmente por la química que hay entre ellos.

El nombre nace tanto de la inspiración en el Fantasma de la Ópera como del juego de palabras que refleja sus corrientes rockeras como su origen latinoamericano, por eso, se llaman Los Phantoms, evocando las cosas más allá de lo visible, como fantasmas o emociones, de lo que se apropian en sus composiciones.

Su sonido es rock vieja guardia,  muy de los 70. Rodrigo está muy influenciado por el rock más clásico, con sonido orgánico y texturizado en los instrumentos. Pero no es la regla en el grupo, y de hecho, que su primer disco suene a rock setentero, el próximo puede sonar diferente apelando a las diversas influencias de cada uno en la agrupación.

Lo cierto, por ahora, es que para dar esa textura setentera a su sonido, usaron equipos e instrumentos análogos y escaparon de lo digital, tratando de acercarse tanto como pueden a lo que esperaban. Usaron amplificadores de Bulbos Vox, baterías Ludwig, bajos setenteros, guitarras viejas… lo que les ayudara a sacar un sonido retro. Por supuesto, el master tuvo procesamiento digital. Pero, nuevamente, eso puede cambiar para el próximo disco.

Phantoms_mail_chica

Su álbum debut se llama “Cuando el silencio”. Es el título de uno de los cortes, una frase incompleta que acaba por sintetizar las letras de todo el álbum. Aunque no cuenta una historia como tal, el trabajo completo se inspira en la leyenda de las siete chimeneas. El trabajo fue producido por Ramón “Zaky”  Vlarde fue masterizado en los Ángeles por Mauricio Garza  trabajando de manera remota y grabado en Chumino Guardado, estudio de los Afro Brothers.

Su nuevo sencillo se llama “Luz”. Nació, como casi todas sus canciones, por la parte melódica primero, a la que se añade una armonía y finalmente la lírica. Este tema, habla de un amor que trasciende la vida, pero en términos de profundidad, de infinitud, algo fantasmal y eterno, energético e inmaterial. Por eso aparece una viuda bailando en el video, para representar ese sentimiento que supera la muerte.

“Cuando el silencio” es un disco  independiente. Para Los Phantoms, las cosas fluyeron simplemente y el disco apareció como consecuencia natural de su trabajo, así como la llegada a las radios mexicanas y europeas. Y aunque incluso se han aliado con BMG y GEMA en Alemania, no están interesados en atarse con una disquera grande aún. No lo buscan porque no quieren perder su libertad de componer, elegir dónde tocar  y cómo sonar, no quieren dejar de disfrutar lo que hacen. Aunque por supuesto no se cierran a ningún buen trato.

Las cosas para ellos fluyen, y mucho. Su deseo es hacer música, proyectarla y que les guste a ellos y a los demás, antes que el dinero o la fama. Y tal vez por esa sencillez con la que asumen la música, es que su música llegó a Alemania cuando un visitante germano de su estudio la llevó a su país. Así mismo, a pesar de llevar muy poco tiempo de promoción, la gente ya canta sus canciones en los conciertos.

Vibra Phantoms fte

Para Rodrigo y Los Phantoms, el objetivo es aportar al público, al rock y llegar a que la gente se apropie de su música. La fama y la fortuna, por supuesto, son bien recibidas, pero les importa más seguir siendo una banda, algo que se nota en sus presentaciones e imágenes: no hay centro, todos y todas son importantes.

Así mismo, quieren transmitir un buen mensaje. Rodrigo, al ser publicista, es consciente de que comunica con lo que hace, y que la ética debe estar por encima. Así mismo, en la música trata de dar un mensaje positivo, no dar mensajes misóginos o violentos. Siente que es una responsabilidad y que hay que aprovechar de manera positiva lo que hace. Y además, siente que hay responsabilidad con el arte: hay que hacer bien las cosas, tener buenas estructuras, arreglos y demás y no hacer las cosas simplemente por vender. Hay que nutrir la cultura.

Claro que ha habido obstáculos. Pero la cuestión es no aburrirse ni frustrarse con las puertas que se han cerrado. Pero la cuestión es recordar siempre por qué se hace. Rodrigo cuenta cómo su motor es el arte y a eso dedica todo su tiempo, y que por eso trabaja, que en eso se centra y por eso vive, sea con la música, la escritura o la publicidad. Sin importar lo que cueste, lo que digan… pero todo es parte del Show. Y no hay que dejar de intentar hacer lo que se ama: Nunca es tarde para vivir, y un día puede tener 30 horas si hay pasión.

Los dejamos con “Luz”

 

Imágenes: cortesía de Nexpro

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario