Revista El Muro

Por: Mauricio Moreno

director@elmuro.net.co

@mauromoreno83

Hace 6 años aterrizaron, provenientes del planeta Terapikrón, dos especímenes llamados  Richard Arnedo y Fabian Morales, quienes junto a Mónica, Adela, John y Daniel conformaron en la inverosímil ciudad de Champetesburgo este aparato de ultrasabor conocido como LA MAKINA DEL KARIBE. El 18 de julio lanzaron su primer álbum, los “14 Chankletazos Terapéuticos”, un hijo bobo y con cola de cerdo que han tratado de concebir durante 4 años. En este trabajo logran dar sentido a la mezcla de ritmos como la champeta, el Soukous africano, el funk y el rock, dando origen a la Terapia Kósmika Champetua.

La Terapia Kósmika Champetua, dicen sus creadores, es en apariencia un género musical, pero de lo que se trata es del germen del makino-maniakismo kósmico champetuo, un virus que se contagia fácilmente al exponerse al masaje auditivo makinomaniako de La Mákina del Karibe. Es terapéutica porque  hace un exorcismo musical que convierte el dolor, los fracasos y los retrocesos en alegría y baile. Con este sonido afroaltiplanico del Karibe, logran una deliciosa invasión de caricias en la intimidad auditiva del público. En cuestiones de género, la Mákina hace lo que quiere, porque mezcla y crea a partir de la champeta, pero también de todos los géneros que han influenciado a cada uno de sus miembros, haciendo que de los diversos gustos creen espontáneamente un ritmo muy propio y novedoso. No les interesa seguir los géneros tradicionales, esos ya están y tienen sus músicos. Su magia y su éxito radica en su habilidad para crear y mezclar espontáneamente música para divertirse. Como su estilo es tan difícil de definir, mejor les dejamos su éxito “el Maki-mán”:

{youtube}tZwJRpqfF68{/youtube}

Tal vez los lectores  hayan escuchado de la Mákina por el escándalo que generó su participación en el festival Rock al Parque este año. Este escándalo no sólo les dio fama, sino que permitió que muchos rockeros puristas escucharan una propuesta con elementos propios colombianos. Según Richard, llevaron una tula para recoger todas las monedas que les lanzaría el público. Pero la tula llegó vacía y el público se fue contento. A pesar de tener un nombre que suena a música tropical, la Mákina tiene también un sonido rockero que le permite estar en el festival, el cual además ha evlucionado con los años, dando paso a alternativas musicales que no se limitan al rock puro.

El proceso creativo de la Makina, su frescura y originalidad, llega al escenario. Hay diversos personajes como el Riky Peñón (locutor, gerente de Radio Gozambike Estéreo y animador de la Kaseta la Sabrosa), el poeta del frakaso (guía espiritual de la Makina del Karibe), el Maki-mán (un superhéroe rodillón, defensor de los derechos de autor de La Makina) o la Niki Jerchi (la bailarina epiléptica y asesora de imagen de La Makina). Sus personajes son una serie de antihéroes con características muy particulares, una burla sin pretensiones de muchas imágenes y en particular, de ellos mismos.  Durante el show, coronado por las poderosas voces de Mónica, Richard y Fabián, vemos desfilar a muchos de estos personajes en un espectáculo lleno de humor, danza y gozadera.

 

Durante el lanzamiento de los 14 Chankletazos terapéuticos. 

 

Su ritmo y sabor no sólo los han llevado a Rock al Parque. Este verano se van a Europa a promocionar su álbum. Esta es su segunda gira en ese continente, pues ya se han presentado en importantes festivales internacionales como Roskilde Fest, el Fusion Festival (Alemania), el Amsterdam Roots, y el Nyama Festival (Holanda). Además, han participado en reconocidos festivales en Colombia, tales como el Festival Iberoamericano de Teatro (2008 y 2010), Colombia al Parque (2010) y Estereo Picnic (2012).

El futuro es promisorio para los pioneros de la Terapia Kósmika Champetua, orgullo de Turbakistán. Esto se refleja en el hecho de que su primer sencillo, “Radio Gozambike. Supersencillito y Cariñoso #1″ del sello Mi kasa no es tu kasa Records, producido por Fabián y Richard, haya hecho historia al vender, según el Maki-Mán, 7.424.528 copias distribuidas puerta a puerta en el Renault 4 de su tía. Aunque es posible dudar de ese dato, lo cierto es que fue nombrado en el 2009 como una de las mejores producciones discográficas del año por la Revista Semana, y la canción “El Maki-mán” fue número uno durante varias semanas en el top 10 de la Radio Nacional de Colombia. Además, son una de las tres agrupaciones ganadoras de la segunda convocatoria Nuevas Músicas Mestizas de la Cámara de Comercio de Bogotá en 2011.

 


 Richard, al igual que toda la banda, entrega lo mejor de sí en el escenario.

La clave del éxito de la Mákina radica en que hacen lo que quieren.  Y además, creen en lo que hacen. Los músicos de la Mákina coinciden en que en el trabajo artístico hay que ser espontáneo, divertirse, tomar el pelo… sí, pero también hay que trabajar duro, tolerar la frustración, y así como ellos, tropezar con la misma piedra tantas veces como sea necesario. Hay que tener resistencia, perseverancia y en especial amar lo que se hace y creer en eso. Aunque suene a frase cliché, como lo recuerda Adela, es lo que dicen todos los triunfadores y lo que ha llevado a la Mákina a lanzar sus “14 Chankletazos”. La cuestión no es de pensar o de planear, de encerrarse en géneros o estilos, sino de ser creativos y de hacer música para divertirse y compartir con el mundo.

 

Y como lo único más divertido que escuchar a la Mákina es entrevistarlos, acá les dejamos el audio de la entrevista que tuvimos.

La Makina del Karibe – Entrevista con revista el Muro by Revista el Muro

Imágenes del lanzamiento: en nuestra página de facebook

Para mayor información, visita:

Página Web: http://www.lamakinadelkaribe.com

Facebook: https://www.facebook.com/pages/LA-MAKINA-DEL-KARIBE/10151940554

Twitter: @makinadelkaribe

Fotografías: Camilo González. http://www.flickr.com/photos/aricami/ Reproducidas bajo autorización

 

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

una opinión¿quieres decir algo al respecto?

Deja un comentario