Revista El Muro

Te presentamos la primera novela del escritor y guionista colombiano Andrés Salgado

Por. Mauricio Moreno

“Martirio” es la primera novela de Andrés Salgado, reconocido escritor para televisión, quien cuenta en su haber con el libreto de series y telenovelas como “Perro Amor”, “El Joe” y “De Pies a Cabeza”. Pero a diferencia de esas, esta es una historia negra y retorcida publicada bajo el sello E-ditorial 531 disponible para la venta a partir de diciembre de 2014 tanto en libro electrónico como en físico. Son 175 alucinantes páginas de sexo, drogas, perversión y groserías que realmente no le recomiendo leer a ninguna abuelita, no sea que le de un patatús. El prólogo es del escritor Alvaro Vanegas y aunque él mismo acepta que nadie lee los prólogos, recomiendo darle una miradita para preparar se psicológicamente para lo que… no sé si decir “lo que se viene” o “lo que le corre pierna arriba”, siendo ambas aceptables tanto en el sentido más inocente como el más sexual de ambas expresiones.

Tras leerlo, puedo decir que Martirio es uno de los libros más locos que he leído en mi vida… Más deliciosamente desquiciados y emocionantes. Es un libro políticamente incorrecto, sucio, lleno de profanación y vulgaridad. Es el esfuerzo de un autor por construir a un personaje tan perdedor, que hasta cuando gana, pierde, de esos que han participado en todas las rifas que hace la vida,pero no se ha ganado ninguna. Un ser lleno de ira y resentimiento que se encuentra en su camino con “Shoshana” –tan linda, tan rica, tan puta-, quien pone su mundo de cabeza, tanto por la obsesión que despierta en el protagonista como por los cambios que su presencia introduce en su neurótica vida y la de los músicos con los que toca, una orquesta que ni nombre tiene.

Todo sucede en el mundo de la música, el cual Salgado conoce y reconoce bastante bien. Alberto es bajista suplente (el instrumento corazón de muchos bandas y que la mayoría no escucha) de una agrupación de reencauches tropicales de los noventa, como los Joselitos o los Bambam que inundaron el dial hace casi 20 años. A Alberto no le gusta tocar esa música y cree que en ella radican varios de los problemas del país, pero es un perdedor que igual tiene que pagar arriendo y por eso se ve forzado a tocar cosas que no le gustan. El escenario elegido por Salgado es una Bogotá que, como Shoshana, todos conocemos pero que se hace completamente ajena, desastrosa e intocable, pero a la vez nuestra, hermosa y seductora.

martiriotapa

Los personajes están muy bien construidos. Alberto es un personaje cuyas reacciones, creencias y pensamientos están bien definidas y nunca se hacen extrañas o increíbles sino acore con la personalidad que Salgado le da, evidenciando un trabajo juicioso de elaboración del perfil psicológico de su protagonista. Shoshana, por su parte, es una persona tan increíble que realmente uno no llega a entenderla ni a conocerla, sino que de principio a fin del texto es una especie de sombra luminosa, una piel blanca tremendamente sensual, pero que a la vez puede ser cualquiera. Confusa, difusa y a la vez clara, es un personaje nada simple, elaborado para tener identidad y personalidad, pero a la vez ser completamente etérea e inatrapable.

Salgado pudo darse el lujo de mostrar  el mundo interior de sus personajes y de decir cosas que en Televisión no podría decir, y se nota que disfrutó haciéndolo. Las reflexiones amargadas del personaje principal, las situaciones, una realidad dura como pan viejo servida en plato de piedra, y agravada por la percepción de Alberto… En el libro no hay nada rosadito, todo es oscuridad, pero no es simplemente negrura, sino que refleja la oscuridad de un bar, donde a tientas se ven cuerpos y apenas se puede percibir lo que se mueve por los rincones, donde al fondo Shoshana baila y explota su sensualidad como una diosa entre un ejército de perdedores que la miramos queriendo atraparla, porque ella es la femme fatale que ha llenado alguna vez de fatalidad la vida de todos, pero a la vez de emoción y energía, de eso que ella misma esencialmente es: la perversa seducción de la luz.

La lectura del libro es amena. Es interesante pensar que nadie será indiferente al libro, no será uno de esos textos que pasan sin pena ni gloria por el lector, sino que o lo considerará una mugre pervertida, o encontrará un libro divertidísimo, pero difícilmente podrá pasarlo por alto. Más allá de lo impecablemente escrito que está, de su trama ágil y sus personajes bien construidos, es un libro que toca fibras íntimas despertando emociones de asco o aprobación. Tiene esa rara cualidad despertar lo más íntimo, de causar repulsión y ser tomado como un libro burdo y pésimo, o una excelente obra que refleja el espíritu de un ser que ha sido rechazado toda su vida y su obsesión por una mujer en un momento donde su vida parecía irse al demonio.

Es un libro que vale la pena leer si uno tiene la mente abierta. Si usted es de las personas que se escandalizan porque en una página dice un par de veces (o varios pares de veces) “Puta”, no lo lea. Por abierta que sea su mente, habrá escenas indigeribles por su contenido y por la excelente descripción que hace Salgado de las mismas. En definitiva, no es el tipo de contenido que uno espera de quien se ha hecho famoso por personajes como Nano, Batey o Huevonzalo, (si no entendieron la referencia, son vergonzosamente jóvenes), pero son historias que exigen ser contadasy que no deben pasarse por alto, que no se deben ocultar bajo la manta. Lean el libro para poder formarse una opinión, para detestarlo o amarlo, pero sobre todo, para conocer facetas estudiadas y desconocidas a la vez del mundo, las emociones y la mente humana de la mano de un excelente escritor.

Mientras sale a la venta, puedes descargar el primer capítulo haciendo click Aquí

Calificación: unaestrellaunaestrellaunaestrellaunaestrellaunaestrella

Pata: “Martirio” será lanzado en la librería Luvina el 12 de diciembre.  Toda la información acá.

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

2 están hablando de esto¿quieres decir algo al respecto?

Deja un comentario