Revista El Muro

 

Por: Dragón Marino

Twitter: @Mhaurizio

La medicina integrativa es una práctica médica en la que se busca integrar los conceptos y prácticas de la medicina alternativa con la medicina tradicional con tal de beneficiar al paciente. La medicina es una sola, el diagnóstico y el enfoque que del paciente que hace el o los profesionales de la salud nace de una cuidadosa historia clínica en la cual los antecedentes, el desarrollo de las dolencias y el examen clínico del paciente, llevan a seleccionar la terapias o terapias indicadas en su momento. La integración del enfoque, abordaje y plan terapéutico no sólo es posible, sino necesaria.

En la medicina integrativa no sólo se concibe al paciente como el portador de una enfermedad que debe ser contrarrestada, sino como un ser integral, compuesto por “biosistemas” interconectados, como los define la doctora Clara Inés Sandoval. Por eso, no hay remedios universales, sino que cada persona recibe un tratamiento según sus necesidades. Con ese mismo espíritu, se ofrece una consulta con suficiente tiempo para conocer los aspectos mentales, emocionales, sociales, ambientales y físicos de la persona para tener claridad del estado de salud del paciente y hacer un adecuado plan de manejo para recuperar o mantener la salud.

La curación, desde la visión de la medicina integrativa, no radica en contrarrestar la sintomatología que se pueda presentar, sino en la recuperación la armonía perdida en los elementos de los biosistemas que componen al ser humano. Así, por ejemplo, mientras que los síntomas que se expresan en un paciente se intentan desaparecer con un medicamento alopático (contrario al síntoma, por ejemplo la fiebre con un antitérmico), en la medicina integrativa se enfoca el tratamiento en la estimulación de los sistemas reguladores del individuo para que -por ejemplo- los mecanismos de defensa sean estimulados, regulados y adaptados a la infección que produce la fiebre. Es decir, la visión para el tratamiento parte del individuo enfermo y la regulación de sus sistemas biológicos ante un evento que ocasiona enfermedad, y no simplemente la supresión de un síntoma.

medicamentos

La medicina integrativa une elementos de las terapias alternativas y tradicionales.

La integración de conceptos y prácticas permite que el paciente reciba el tipo de terapia que pueda necesitar, según el diagnóstico recibido, pues se combinan los avances científicos que se han logrado en diferentes áreas de la medicina, la cirugía, la biología, la biofísica, la bioquímica, la inmunología, la nutrición y un gran número de ciencias que contribuyen de una u otra forma al conocimiento del ser humano; y que ha permitido ese ensamblaje de conceptos y prácticas que permiten que la medicina integrativa recupere o mantenga la salud del individuo.

 Los tratamientos integrativos utilizan las terapias adecuadas para el paciente en el momento de su consulta. El terapeuta debe tener la conciencia y el conocimiento claros del tipo de terapia que recomienda a su paciente: cuáles son sus indicaciones y sus efectos secundarios. Por ejemplo, conocer el uso de medicamentos alopáticos o supresores de síntomas, y como los biosistemas alterados en el paciente se pueden regular con medicina homeopática o algún otro tipo de medicina o proceso llamado alternativo (acupuntura, terapia neural, etc.). En el sistema de salud de Colombia contamos con servicios de urgencias o emergencias en donde las terapias se basan en medicamentos alopáticos, en un caso de urgencia el paciente debe acudir al servicio que ofrece su sistema de salud y posteriormente al médico que maneja la medicina integrativa para continuar con la terapia más indicada y adecuada para que su salud no siga alterada.

Esta mezcla de abordajes, según la Dra. Sandoval, permite que la medicina integrativa sea la que más se acerque al entendimiento, abordaje y oferta terapéutica cuando la salud de un individuo está alterada. Permite, por ejemplo, mantener tratamientos alopáticos que se traigan desde antes y ofrecer al paciente una gama de posibilidades para recuperar o mantener la salud desde su origen.

La medicina integrativa, además de ofrecer una amplia gama de posibilidades para recuperar la salud, ofrece una serie de recomendaciones sobre hábitos de vida saludable (alimentación, ejercicio, aire puro, ocupación con motivación, adecuado descanso, diversión sana, sexualidad) convirtiéndose en pionera de la medicina preventiva. Una mala alimentación, por ejemplo, puede causar problemáticas a futuro que pueden ser evitadas con el cambio de hábitos propuestos por la medicina integrativa. Adquirir adecuados hábitos no sólo ayuda a la mejoría mental, física y emocional, sino que además suele trasformar el entorno del paciente, creando una ola de mejoría y bienestar en todos los que lo rodean; en una palabra: Salud.

Para contactar a la Dra. Sandoval

Consultorio: carrera 11NO. 94-47 Of 304 Teléfono 2562475

Correo Electrónico: yace100@hotmail.com

Sitio Web: http://www.amarillasinternet.com/co/bogota/pediatria_bioenergetica_salud_pnl/cre_ser_creer_en_el_ser_dra_clara_ines_sandoval_borras.html

Clara Inés Sandoval Borrás

Médico: Escuela de Medicina J N. Corpas

Pediatra: Universidad del Rosario. Hospital Infantil L.V de Santos

Diplomado Programación Neurolingüística: Corporación Universitaria de Ciencia y Desarrollo

Terapéuticas alternativas. Homeopatía: Universidad Nacional de Colombia

Curso básico de homotoxicología aplicada: International Academy for Homotoxicology

Curso básico Bioresonacia: Gabor Lednyicszky.Hippocampus Institute

Imagen central tomada de: http://www.anh-usa.org/wp-content/uploads/2011/09/iStock_000014166419XSmall.jpg

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario