Revista El Muro

Hablamos con Catalina Infante, propietaria de Latitud Verde, sobre los productos etiquetados como “orgánicos” o “eco amigables” sin que lo sean, el lavado verde y cómo podemos dejar de apoyar estas prácticas.

Por: Mauricio Moreno

Hoy en día es normal escuchar que esto es orgánico, que esto es tóxico, que la mata que mata, que es eco amigable, que es sano… Tanto que ya se hace un poco difícil creerlo, más aún cuando se encuentran empresas con el cinismo suficiente para decir que son verdes cuando son terribles enemigos del planeta extrayendo petróleo, gas, metales, deforestando, acabando hábitats…  Hay muchas mentiras en el mundo de lo “verde”, “orgánico”, “saludable” y “amigable con el ambiente”. Particularmente entre los productos de limpieza se puede encontrar esta tendencia: un producto es supuestamente eco amigable o saludable porque tiene uno o dos componentes químicos o tóxicos menos que el estándar. Y los colombianos estamos en una situación particularmente complicada: Aunque existe un sello ambiental colombiano, no es claro qué pasa con quienes hacen publicidad engañosa asegurando que sus productos son realmente eco amigables.

Además, existe el “Lavado verde”, es decir, las empresas hacen actividades  que se muestran como amigables con el ambiente y que las ayudan a posar como ecológicas, pero que no representan mayor beneficio frente al daño ecológico que hacen en sus procesos de producción. Por ejemplo, poniendo en sus logos animales que sugieran conservación, o haciendo siembres de árboles.  Realmente, son más las empresas pequeñas las que realmente se preocupan por el ambiente y la salud usando procesos con menor impacto, muchas tal vez sinceramente, pero también porque las leyes se han vuelto más amigables con la naturaleza. Y el lavado no sólo es verde, también hay rosado: Hay empresas, por ejemplo las de maquillaje, que atacan el cáncer de seno en los medios, pero usan en sus productos l
os químicos que están asociados con su aparición. Y los casos siguen y siguen.

greenwashing

Esto es el lavado verde

Aunque la conciencia ambiental ha mejorado, y aunque tal vez sea una moda, se arraiga lentamente en la mente de los consumidores. De todas maneras, aún se ve la conservación como un “tema de Hippies” y eso puede tener un impacto negativo en los productos y programas ambientalistas,  el mayor problema es la falta de información que tiene el público en general al respecto. Realmente sí hay alternativas ecológicas para casi cualquier producto, pero la gente no sabe que puede conseguir limpiadores, vehículos, ropa, zapatos y  comidas verdes porque los producen empresas más pequeñas sin el músculo económico para comprar tiempo en televisión. Y sobre todo, hace falta conciencia: hay que buscar cómo reducir los desperdicios, apoyar la producción local que tiene procesos más amigables que lo que se trae del lejano Oriente, que por lo general no tiene respeto por la ecología.not-tested-on-animals

Así mismo, tener en cuenta que en TODA la cadenaproductiva (investigación, cultivo, extracción, transporte, fabricación, empaque, distribución, consumo y pos consumo) se vulnera el ambiente: el empaque que se desecha y no se puede reutilizar, las bolsas con las que los transportamos, la experimentación con animales, los desechos que general, los pesticidas para la producción…  Son muchas cosas a tener en cuenta…  pero hay empresas que lo hacen. Y la manera más sencilla es simplemente mirar las etiquetas y ver las certificaciones (nacionales o internacionales) que hay en el empaque. Entre estos sellos encontramos Cruelty Free, Not Tested On Animals, Ecocert, Certified Vegan, FSC, Rain Forest Alliance, Sello Ambiental Colombiano (aunque según Catalina, se han encontrado pesticidas en productos certificados en Colombia, no por mala fe del gobierno sino de los productores).Los reconoces fácilmente, pero igual están repartidos por toda esta publicación.

Hay que aclarar, de todas maneras, que en muchas ocasiones los productos no cuentan con estos sellos a pesar de ser genuinamente amigables con el ambiente. Eso pasa porque adquirirlos es costoso y toma tiempo, por lo que no se puede reemplazar la importancia de revisar las etiquetas, mirar más allá de lo que dice la publicidad y los sellos.

FSC

Y también, es importante asumir nuestra responsabilidad. La mayoría de las empresas grandes vulneran el ambiente, pero nosotros también, cuando no actuamos con consciencia, cuando agredimos al ambiente, cuando elegimos ir solos en el carro en vez de compartir o usar la bicicleta, cuando compramos apartamentos construidos en humedales, cuando no reutilizamos o reciclamos… Llevar un estilo de vida saludable y amigable con el ambiente no es tan sencillo, requiere investigación y esfuerzo, pero no es imposible, es simplemente tomar la decisión de actuar consecuentemente con lo que cree. Así mismo, puede ser más caro a corto plazo, pero a la larga el daño que se evita al planeta y al propio cuerpo es incalculable. Si son más caros, es porque los químicos que se usan para producirlos son más costosos, no por ganas de cobrar, pero por eso mismo, un producto no amigable con el ambiente puede venderse mucho más barato que uno que sea pensado para crear ambientes sostenibles. Aunque la verdad, aunque sean más caros, no son inaccesibles.

cruelty-free-collage_champagnebeauty

Cada quién elige qué tipo de producto consume, pero tratar de vivir una vida más sana se hace difícil, además cuando los productos que compramos para hacerlo mienten en muchas ocasiones. Catalina Infante, Dueña de Latitud Verde, también se enfrentó a esta situación. Ella es Bióloga y tras varios años de investigación ha podido encontrar la forma de llevar una vida más amigable con el ambiente y su cuerpo. Por eso, desde hace tres distribuye este tipo de productos, los cuales elige según fuertes estándares.  Para ayudarnos a elegir mejor los productos, compartió con nosotros y nuestros lectores esta lista de cosas que aparecen en las etiquetas y que son tóxicas para el cuerpo y el medio ambiente, aunque esto es sólo lo más común en una lista de casi 1000 ingredientes:

sellocol

Petroquímicos: El aceite mineral, petrolato, vaselina, parafina, BHA (cancerígeno), BHT, son derivados de petróleo. Se utilizan como humectantes, pero en realidad crean una capa de plástico en la piel, tapando los poros, creando una sensación falsa de hidratación pero lo que hacen  es inhibir la eliminación de toxinas.

Fosfatos: Mayores contaminantes de los ambientes acuáticos. Generan una sobreproducción de algas y plantas acuáticas, inhibiendo la entrada de luz y haciendo que las plantas más abajo mueran, estas se descomponen por medio de bacterias que exigen un alto consumo de oxígeno, creando un ambiente anóxico (sin oxígeno) y matando fauna acuática. Se encuentran en detergentes y productos agrícolas en un proceso llamado EUTROFIZACIÓN

Parabenos (metil, propil, butil, etilparabeno): Son conservantes sintéticos que imitan el comportamiento de los estrógenos acumulándose en las glándulas, pueden contribuir al cáncer de mama. Los encontramos en gran variedad de productos consméticos.ecocert

Triclosán: Genera problemas en el funcionamiento de la tiroides y sistema hormonal. Común en todos los productos antibacteriales, al usarlos en exceso las bacterias crean resistencia a este. Altamente tóxico para ambientes acuáticos.

Fragancias: Son disruptores del sistema hormonal y son los principales causantes de alergias. Se encuentran prácticamente en todos los productos, desde cuidado personal hasta detergentes. En este caso  es preferible elegir productos que utilicen aceites esenciales.

rainforest-alliance-certified-seal-lgLauret Sulfato de Sodio (SLS Y SLES) y Tridicet Sulfato de Sodio (STS): Son detergentes sintéticos que se usan para limpiar y generar espuma. Irritantes para la piel y pueden causar eczemas. No lo deben usar bebés y personas con piel sensible. Se encuentra en productos de cuidado personal y hasta en productos desengrasantes de motores.

Phtalatos: Causan daños al sistema reproductor masculino.

Formaldehido: Se utiliza como preservante y es un conocido carcinógeno. Aún se encuentra en productos como tintes para el cabello y esmaltes.

Resorcinol: Tóxico para el sistema inmune y es causante de las alergias a tinturas para el pelo.  Se encuentran en esos productos y en blanqueadores.

Tolueno: Solvente petroquímico volátil. Tóxico para el sistema inmune.certified-vegan2012

Flúor: Ingrediente común en las cremas dentales que puede llegar a ser tóxico en altas concentraciones. Desgasta el esmalte natural de los dientes, causante de la fluorosis dental (manchas blancas o marrones en dientes). Se encuentra en las cremas dentales. Se debe evitar su uso en niños menores de 2 años o hasta que puedan escupir.

Aluminio: Forman radicales libres en el cuerpo (Carcinógeno). Afectan el hígado, riñón, médula ósea, cerebro y sistema linfático. Se encuentra en los desodorantes.

Para conocer productos ecológicos y saludables, puedes visitar Latitud verde en:

Sitio Web: www.latitudverde.co

Twitter: @latitudverdecol

Facebook: https://www.facebook.com/latitudverde.tiendaecologica?fref=ts

O visítala e la Casa Eco en Bogotá (cll 70 A # 11-60)

Fuentes: Ecotú, Biozean, y http://www.ewg.org/

Imágenes reproducidas  desde:

“Greenwashing”: http://www.cartoonmovement.com/cartoon/2177

Rain Forest Alliance: http://www.rainforest-alliance.org/marketing/marks/certified

FSC: http://www.kauri.be/459/Members/171/fsc-belgium-

Ecocert: http://saludatenea.com/lang-fr/993-jabon-de-alepo-20-aceite-de-bayas-de-laurel-3760168230011.html

Certified Vegan: http://vegan.org/certify/

Cruelty Free http://www.crueltyfreeinternational.org/es

Not teste don animals: http://rumbaskincare.com/animal-testing/

Sello ambiental colombiano http://www.soyecolombiano.com/site/certificados-ambientales/sello-ambiental-colombiano.aspx

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario