Revista El Muro

Presentamos el EP “Mundos” de D’ius Solis, y compartimos un poco de nuestra experiencia en el lanzamiento del mismo.

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

El pasado 19 de agosto, D’ius Solis presentó al público su primer EP tras siete años (interrumpidos) de carrara musical. Fue una emotiva noche en la que la agrupación compartió con sus fans al son del buen rock and roll de The Four Elite antes de iniciar su show en Food and Rock, uno de los nuevos espacios para la escena bogotana, y por demás, uno de los pocos que se ubican en el occidente de la ciudad.

La noche empezó con la proyección de un video en el que la agrupación hablaba de sus expectativas, intereses y sueños antes y durante la producción del disco. Se nota que el video fue grabado hace un tiempo, la juventud de las facciones de los muchachos lo revela, pero tal vez los cambios en sus rostros se deban más a la madurez que el arduo trabajo de estos meses les ha dado. Sus sonrisas de satisfacción no podían ocultarse. Las bromas entre el grupo mostraban la camaradería que se viven dentro y fuera del escenario.

Al terminar el video, la banda se subió al escenario. Uno por uno, los cinco jóvenes asumieron sus posiciones y empezaron a deleitar al público. Como siempre, potentes y entregados en su sonido e interpretación, los D’isu Solis cautivaron a un público que ya los conocía. Los jugueteos con el público, la interacción entre los miembros de la banda y su habilidad para sobrellevar los problemas hicieron que las fallas técnicas no se notaran y se improvisara sobre ellos.

Imagen: Maria Camila Cruz
Imagen: Maria Camila Cruz
Imagen: Maria Camila Cruz
Imagen: Maria Camila Cruz
Imagen: Maria Camila Cruz
La agrupación cerró regalando una copia del EP cortesía de Revista El Muro Imagen: Maria Camila Cruz

El concierto abrió con el mix de  “Obús” y “Un ser perfecto”, siguió con “Atracción”, “En pie”, “Desapareces”, “Luz”,  “Mundos” y “Recuerdos de lo que pudo ser”. Un set que, aunque no demoró mucho menos que lo que suelen durar los sets en los conciertos de bandas jóvenes, se sintió extrañamente corto. Lo cierto es que lo que Fontibón presenció esa noche es el nacimiento de un gran proyecto. Tal vez por eso, tras el concierto, el público arrasó con el merchandising que la agrupación llevó esa noche.

“Mundos EP” se grabó en  Audio Enlace, bajo la producción de Alejandro Oviedo. La masterización la hizo Felipe López en el estudio de Onda Selecta. Viene en una caja de cartón con un refuerzo interno de pasta para poner el disco. El arte del disco es de Vivían Amaya y Camila Cruz y la fotografía de la portada es de Juan Pablo Rico.

El trabajo está compuesto por tres canciones, todas con colores muy rockeros a pesar de coquetear con el pop que llenan 12:05 minutos de música.  Abre con Obús, el ya conocido sencillo con tintes de rock pop que la agrupación lanzó hace unos meses, el tema “suavecito” del disco. Sigue con una canción que no se había estrenado en Colombia antes de la noche en Food and Rock llamada “Recuerdos de lo que pudo ser” que, aunque suena más rockera, no abandona los sonidos suaves antes de explotar hacia el final y preparar el oído del oyente para “Mundos”, un tema más fuerte, potente y rockero.

El disco es bueno, es divertido, pegajoso y aunque las melodías son algo básicas, se acompañan de una gran interpretación y muy buena producción que compensa con creces y que por demás se soporta con un muy buen show. Lo único que criticaría de este disco es la falta de librillo (amo los librillos) y que no haya una versión electrónica: en serio, es importante, particularmente para los seguidores de la agrupación en México (por donde giraron hace unos días) y resto del mundo. De resto, me parece un EP muy bien trabajado que, aunque no cambie la historia del rock, muestra esfuerzo y dedicación, que los jóvenes creen en su proyecto y por eso están dispuestos a invertir en él para tener muy buenos estándares de calidad.

Tal vez, me pareció tan bueno que por eso tampoco me gustó la duración, se siente corto, así como se siente corto el show. Como que la energía que transmiten estos muchachos lo deja a uno completamente iniciado y alborotado, con ganas de más. Este es un disco que hay que tener, no sólo porque sea divertido, sino porque marca el comienzo de la carrera discográfica de una banda que ya ha compartido tarima con grandes como The Hall Effect y que durante su presentación puso a rockear a uno de los grandes, de los muy grandes, de la escena nacional (por respeto a su privacidad, no diré quién es, pero ahí estaba). Este disco sigue alimentando la esperanza de la construcción de una escena rockera sólida y potente en Colombia, algo por lo que todos debemos trabajar.

                     

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario