Revista El Muro

 

 

Por:

Bibiana Rueda (www.conexionholistica.com)

Mauricio Moreno (director@elmuro.net.co)

 

A propósito de la  celebración de la navidad, espacio y tiempo donde aprovechamos para compartir con los seres amados, acercarnos a los amigos, agradecer y a través de la tradición poco tradicional y muy comercial, demostrar con un presente o regalo nuestros sentimientos de afecto y amor por quienes nos rodean.

A propósito de la navidad empezamos a disminuir el concepto de dar y recibir solo a una connotación material, sin querer nuestro ego cierra la perspectiva y busca la manera de clasificar, emociones y sentimientos según aquello material que recibimos.

Para aquellos que solo deseamos dar, vale la pena evaluarnos, en plena consciencia, amor y sin juzgamiento, si realmente el deseo de dar  es un impulso del corazón, del ser, o esta encubierta una necesidad de aprobación (doy regalo para “quedar bien” dando el regalo). También, podemos evaluar si sentimos el recibir como una experiencia de amor, o por el contrario esta catalogada como una obligación anual, aburrida y sin sentido, o si el dar se vuelve más un intercambio, te doy, porque implícitamente espero y asumo que voy a recibir.

Para los que adoramos recibir, es bueno evaluar también, por supuesto en amor que a veces, el ego nos juega en silencio y sin querer terminamos llenos de expectativas sobre un presente que vamos a recibir (mi pareja me salió con algo que no quería, o, mi mamá no me dio lo que tantas veces le sugerí…)

give

Esta época es un buen momento para aprender a dar…

 Por eso, es importante aprender a dar sin expectativas, a dejar fluir las cosas y su energía y regalar cuando el corazón nos impulsa a eso, no cuando sintamos obligaciones o pena. Aprender a dar es una de las experiencias más gratificantes, pues produce una sensación de desapego y liberación, de cambio, y además abre la puerta para que lleguen nuevas cosas a tu vida si les permites entrar.  Aprender a dar, a regalar sin esperar a cambio (no sólo en las festividades sino en cualquier momento) es una forma de permitir a la vida moverse, de limpiar tanto tu casa como su interior.

 Por eso, los invitamos a que aprovechemos esta temporada navideña para conectarnos mas con el dar y el recibir como energía yendo mas allá de los presentes y lo material, dejemos de esperar y demos con amor, sin apego, desde el fondo del corazón, sin darle valor al ser por el regalo, sino usando los presentes como detalles, mas no como significados, dejémonos invadir por el compartir mas que por la obligación imperante de dar sin sentirlo, recordemos que la energía del dar y el recibir están unidas, son una sola, así que si hacemos lo uno permitimos lo otro y al contrario, da, da de ti, siembra y recibe sin esperar, sin pensar, dándote también al recibir.

Imágen central tomada bajo licencia creative commons de http://www.entreprelife.com/give-away-your-money/

Imágen de introducción tomada de http://gomexico.about.com/od/festivalsholidays/ig/Christmas-in-Mexico-Photos/Christmas-Tree-in-Los-Cabos.htm

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario