Revista El Muro

Fue como una maratón, pero de para abajo

Alan Eustace, de 57 años, es reconocido por ser vicepresidente de Google, pero además, por haber roto  el record mundial de salto en paracaídas ostentado hasta ese momento por Félix Baumgartner. Tras subir al borde de la estratósfera, el ejecutivo ascendió a los cielos con un globo de helio y saltó 41.150 metros (casi una maratón)y rompió la barrera del sonido mientras lo hacía alcanzando los 1322 kilómetros por hora.

Como no lo patrocinó nadie que diera alas, Eustace subió durante dos horas y descendió en 15 minutos (¡15 minutos en caída libre!) y debió usar un traje como el de los astronautas, evitando moverse o hablar para no sobrecalentarlo y soltándose con un pequeño explosivo que lo liberó y dejó caer hasta romper su record, a una distancia de 71 millas de donde inició su ascenso.

 

paragoogle

Eustace no aceptó el patrocinio de Google para que su salto no se convirtiera en un acto de mercadeo y prefirió realizarlo a título completamente personal y sin intervención de la compañía. Por eso, es notable la falta de exposición mediática del evento, del  que la mayoría se enteró gracias al twitter del  New York Times.

Los dejamos con el video del salto, una versión corta de lo que sucedió ese día.

Fuente: The New York Times

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario