Revista El Muro

 

Pues resulta que dos expresidentes pueden ser amigos. Así pasó con Bill Clinton y George W. Bush que no sólo no se dan en la cara, sino que van a ver deportes juntos y se reúnen con frecuencia para hablar de todo menos de política. Es tanta su confianza, que hasta George soltó un gasecito frente a Bill en un juego de la NCAA (Asociación Nacional Atlética Colegial), y hasta quedó en video:

La imagen es histórica porque es la primera vez que se captura el momento en que un expresidente estadounidense se echa uno. No hay sonido ni forma de saber si realmente se le salió un gasecito, pero en opinión de este editor, esa carita de satisfacción no miente. Bill no parece inmutarse y a la larga quién sabe si lo escucho y olió en medio de la emoción el juego. No se sabe si realmente fue un gas pero siguiendo la reflexión de Happyplace.com… ¿a quién le importa? ¿No es más gracioso pensar que esa carita recochera se debe a un gasecito?

Andy, Juanma, Ernie, Cesitar y Alvarito podrían aprender alguna moraleja de esta situación, tal como lo bonito que es el retiro y tener amigos. No del pedo, sino de la situación. Y a la larga, si Nuestro presidente sufre de incontinencia en los discursos, ¿por qué no podría George Bush soltar uno en privado?

Información e imagen: Happyplace.com

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario