Revista El Muro

Te presentamos esta puesta en escena traída desde España que está en una cortísima temporada en Bogotá.

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

¿Alguna vez se ha quedado usted pegado a su pareja tras el coito, como si de animales se tratase? Yo tampoco y no conozco a nadie que le haya pasado (que al menos lo confiese). Por eso, es un gran punto de partida para cualquier comedia es una situación como esta. “Pegados, una historia pa’ un musical” es un montaje que estará sólo por dos días más en el Teatro Barajas de Bogotá, un musical que parte de una situación completamente inusual pero totalmente explicable

pegadosgiji

Halbertal y Amado

Tras una noche de licor y sexo, una pareja que recién se conoce termina “pegada” en el hospital con una enfermera que no les presta atención, un reloj que no sirve y un pianista que se dedicó a buscar a Wally, esperando a que llegue un médico que no tarda infinidades. Así, la pareja, cuyo nombre nunca se  dice, tiene que aprender a entenderse y conocerse mientras transcurre una noche verdaderamente loca. Es aproximadamente una hora de risa, canto, baile y reflexión.

La puesta, dirigida por  El director Gastón Halberthal aborda la obra creada originalmente por Ferrán González, Alicia Serrat y Joan Miquel Pérez. Los actores de la compa Compañía MTN llegan a  Colombia para presentar una apuesta  Jimmy Amado, Paola Cattaneo, Giselle Halberthal, Nacho Marino, Santiago Martínez y Vane Palermo; la dirección vocal es de Santiago Sirur, las coreografías de Betiana Vigliarolo, y la producción ejecutiva de Vero Larrea y Jimmy Amado. El guión no se adaptó en mayor medida al lenguaje y actualidad colombianos (ni los actores ni el guión son de acá), pero eso realmente ni se siente: Rápidamente se acostumbra el oído a los chistes sobre pollas.

Lo primero que quisiera resaltar es que es una comedia hecha de manera muy inteligente. Es incluso intimidante, por ejemplo, escuchar canciones sobre la masturbación femenina  que parecen salidas de películas de Disney, o ver cómo los actores dejan su personaje de lado en diálogos y momentos específicos, asumiendo ellos el papel de sí mismos. Su estructura es muy buena: los juegos con el vestuario, las rupturas de cuarta pared, la musicalización… se nota un gran trabajo y mucha atención a los detalles y, como dije, inteligencia en la escritura y producción.

pegados1

Todo el grupo de “Pegados…”. Las parejas del centro alternan entre presentaciones

Así mismo, las actuaciones son increíbles. Aunque el personaje, o los personajes,  interpretados por Paola Cattaneo sean los más llamativos, creo que todas las actuaciones son de calidad inmejorable: los movimientos, los detalles, la sincronización… sin duda, un gran trabajo de producción y dirección sumado a una excelente actuación acompañada de muy buenas voces para dar vida a un formato que tal vez no sea fácil llevar a escena. Pero Palermo, Marino, Martinez y Cattano (los actores que se presentaron en la sesión a la que asistí) hacen un excelente trabajo. Asumo que Halbertal y Amado corresponderán a la exigencia de una gran producción.

A pesar de ser una comedia  sobre una sala de espera y una pareja, “Pegados…” acaba por poner sobre la mesa temáticas bien interesantes, desde la salud y la política (consuela un poco saber que en el resto del mundo las empresas de salud son un desastre también), de tener veintymuchos o trintaypocos y seguir soltero o soltera, de la frustración, el sexo casual, las suegras, las relaciones, el amor en tiempos de las comidas rápidas y los juguitos en tetrapack… entre chiste y  chanza, es una obra que sin pretender hacer una profunda crítica social, deja mucho qué pensar.

pegadosvana

Marino y Palermo

No es perfecta, tampoco. Sentí un poco precipitado el desenlace, porque vi la historia de amor un algo forzada (si digo más, es spoiler). No sé si  sea eso, o que realmente no me imagino enamorándome en una sala de espera con una persona a la que básicamente detesto, pero es que  no es fácil partir de una situación tan inusual y lograr que el público se identifique tan sencillamente. Pero salvo por eso y un par de detalles técnicos de sonido menores que claramente fueron específicos de esa noche, creo que es una obra que vale la pena ver, de esas a las que se llega con la promesa de hora y pico  de chistes, pero que además de cumplir con eso, deja al espectador pensando entre las risas, y para mí ese es el objetivo de una buena comedia.

No se pierdan este montaje. Va a estar poco tiempo en Bogotá (quedan dos funciones al escribirse esta nota) y realmente vale la pena verla. Es una buena comedia, muy divertida y que tiene la inteligencia para burlarse de sí misma, para permitir que los actores muestren consciencia de estar trabajando y para  construir una historia a partir de elementos a la vez inverosímiles y cotidianos. No es de gratis que se ganara tres premios Butaca como: Mejor Musical, Mejor Actriz de Musical (Alicia Serrat) y Mejor Composición Musical) y dos Premios Max en a Mejor Espectáculo de Teatro Musical y Mejor Director Musical.

Vayan, que además van a saber cómo reaccionar si se quedan pegados. Para información de localización (Teatro Barajas) y costos, click acá.

Calificación: 4,5

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario