Revista El Muro

Por: Mauricio Moreno

director@elmuro.net.co

@mauromoreno83

 La historia musical de Humberto Pernett inicia antes de que su vida misma, pues su familia está llena de nombres que aparecen en la historia de la música colombiana. Tan fuerte es su relación con la música que, según él, el día que su madre supo que estaba embarazada, empezó a tocar órgano para él. Después, el pequeño Humberto era el niño que se quedaba del bus en el colegio por quedarse escuchando a su profesor de música tocando el piano. A los 10 años recibió su primera máquina de ritmos, en la que empezó a experimentar y mezclar sonidos folclóricos. Fue un precoz músico y productor. Así mismo, tuvo  la influencia del Maestro Itsvan Dely, quien no sólo lo guió hacia las mezclas y el encuentro de las diferentes músicas del mundo, sino que le dio una visión espiritual y pura de la música, la cual se plasma incluso hoy en su obra, tal como se ve en su álbum  “Caribbean computer”, en la que toca junto al Maestro Dely un tema titulado “El retorno de los mayas galácticos”.

El amor por la música y la producción  lo llevó a estudiar ingeniería de sonidos en la Universidad Javeriana, que en ese momento fue el espacio en el que crecieron varios proyectos que actualmente configuran el panorama musical colombiano al mezclar los sonidos tradicionales con los colombianos. Allí conoció a Sol Okarina, que en esa época era corista en la banda de Mario Duarte, quien lo convenció de regresar a Bogotá tras haber dejado los estudios, de los que desertó buscando su propia forma de componer y crear música. Y una vez en, la capital grabó “Musica Pa´ Pick Up” su primer álbum con el sello Sony BMG con el apoyo de Duarte y Felipe Álvarez.

Pero también, en su historia está muy presente la influencia del Maestro Richard Blair, un inglés cuyo nombre ha marcado la historia de la música colombiana al producir a Aterciopelados, Totó la Momposina y también al ser líder de una de nuestras bandas más representativas del país: Sidestepper, a la que Pernett perteneció por un tiempo en tanto para Blair, Humberto era su “alma gemela musical”. Allí se nutrió de las mezclas de lo tradicional con la música electrónica en lo que Richard llama World Music y que en últimas, para Humberto, es lo que revolucionó la música colombiana al mezclar lo electrónico y lo ancestral. Allí perfeccionó sus conocimientos de la mezcla y su puesta en escena. Así, Humberto giraba al tiempo con sus Caribbean Ravers y Sidestepper.

 

pernett2

Humberto Pernett es una persona supremamente amable, culta y divertida

 

 

Pero el camino de lo comercial no lo llenaba,  y decidió crear Pernett Records, su propio sello musical, en donde puede ser músico, hacer remixes y ser DJ, y además producir a nuevos talentos.  Y así,  prefirió pasarse al lado de lo alternativo y hacer la apuesta de muchos músicos colombianos que creyeron en las disqueras independientes  y el sonido alternativo, a pesar de haber sido “tentados por el diablo” como diría Humberto. Y es que la promesa del diablo es simplemente sonar durante un tiempo, estar en la radio y ser muy conocido, y luego perder la gracia, dejar la moda y ser olvidado. Quien vive realmente de la música sabe que tiene que moverse en muchísimos campos para sobrevivir. Y es por eso que Pernett ha preferido estar del lado alternativo para tener independencia creativa y poder moverse por donde quiera sin perder su sello ni su vigencia.

La música de Pernett  ya no es World Music a secas, porque la cumbia ancestral ya se encuentra en el registro sonoro del mundo y tiene una fuerza y una carga filosófica diferente, psicodélica y chamánica, no simplemente world music para poner de fondo, sino música para estar atento,  como pasa con el afrobeat. Pendsando en etiquetas, la ha llamado Kmbia, música psicocaribeña, electrochampeta… pero ahora la llama cumbia cuántica, pues está más allá del tiempo y del espacio, independiente de las modas o las naciones. Compone para el mundo antes que para su tierra porque en Colombia no escuchamos nuestra música, y en ocasiones es necesario triunfar en el resto del mundo para poder sonar en nuestro propio país (como en el caso de Herencia de Timbiquí). Y en muchos casos, ni siquiera eso basta (como en el caso del Maestro Hugo Candelario). 

Tristemente, los colombianos no conocemos nuestra música, que pega más duro fuera de nuestras fronteras que en nuestro hogar. Es escandaloso pensar que aunque al año se producen miles de discos y LP de altísima calidad y para todos los gustos en nuestro país, en la radio siguen sonando los mismos éxitos de hace 20 años y las emisoras de música colombiana son cada día menos. Para Humberto, es importante que los músicos se agremien y creen una asociación por encima de los egos para que lo nacional llegue a ser valorado en su justa medida y así la industria de la música triunfe sobre el negocio de la música, pues con el negocio algunos ganan plata, con la industria construimos país y rescatamos nuestra identidad, lo que somos

.pernett1

“vacilando” con su Amigo Jasson Cuartas, de Vegetariano Eco-shoes

Por supuesto, quiere vender su música y llegar con ella al público, sin que eso implique vender su alma a lo comercial. Se compara con Bruce Dickinson, de Iron Maiden, en tanto Dickinson llegó a comprar una aerolínea haciendo Heavy Metal llegando a su público, sin vender el alma haciendo remixes en merengue para pegar fácil en la radio. Y esa es la clave de la alegría de Pernett, en tocar para su nicho. Ha fluido con las cosas y hoy se nota su vertiente espiritual  y chamánica con la que llega a ese público, que entre otras cosas es su preferido al ser “gente bonita”, personas interesadas en el espíritu, el yoga, el vegetarianismo y la paz interior. Gente que, ciertamente, no escucha los éxitos radiales de la música comercial, en parte porque no le gustan, en parte porque no le agrada saber que son éxitos porque pagaron para serlo.

Humberto Pernett es una persona supremamente amable, culta y divertida. Quien quiera, puede tomarse una foto por la calle con él y su inconfundible afro, o saludarlo sin que haya mayor misterio. Estar del lado alternativo le ha permitido inventar y crear sin tener que pensar en ser número uno. Los premios que recibe le llegan a diario, primero, al saberse uno de los que revivieron la cumbia en Colombia pudiendo llegar incluso a los viejitos de pueblo que se sienten identificados con su sonido y digan “esta si es la música que escuchábamos cuando jóvenes”. Así mismo, recibir el agradecimiento de músicos jóvenes que se arriesgan a hacer “locuras” inspirándose en su trabajo, o ver a los diez mil que bailaron en su tarima del festival Estereopicnic a pesar de no escucharlo en los medios tradicionales. Y ese gran éxito se nota en su actitud, su sonrisa y en su bacanería cuántica.

Por ahora los dejamos con la canción “Cumbia Computer”, de su más reciente álbum

Para conocer más de Pernet, visítalo en:

Sitio Web: http://hpernett.net/

Facebook: https://www.facebook.com/thepernett?fref=ts

Twitter: @thepernett

Youtube: http://www.youtube.com/user/ThePernett

Fotografías: Natalia Moreno

Agradecimiento especial a Latitud Verde, Nixa Sierra y Vegetariano Ecoshoes por facilitarnos la Casa Eco (sus instalaciones) para la realización de esta entrevista.

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario