Revista El Muro

Te presentamos la historia y propuesta musical de Pinhas, la agrupación bogotana liderada por Juan Pablo García y conformada por un envidiable grupo de músicos.

Por: Mauricio Moreno botontwitter

Juan Pablo “Piñas” García,  es odontólogo de profesión, pero desde hace años  está muy involucrado en el mundo de la música, al punto de ser el vocalista actual de legendarias bandas como Ojos Rojos, Soviética y Hora Local. Pero además es la voz líder de su propio proyecto (no en solitario), llamado “Pinhas” (que se pronuncia “piñas”) que aunque apenas lanza su primer EP, tiene cinco años de trabajo de producción y composición. Este es un proyecto que creció “sin querer queriendo” al que se unieron músicos de Hora Local, 69 Nombres y Ojos Rojos: llegaron uno a uno artistas como Oliver Camargo (Multi instrumentalista y secuencias), Nicolás Uribe (guitarra), Giovanny Gantiva (guitarra y producción visual) y Kevin Goebel (Bajo) y Josué Bessolo (batería) entre muchos otros que han aportado conocimientos y arte a la agrupación. Prueba de esta buena estrella que acompaña su trabajo está en que su trabajo, producido por Camargo contó con la mezcla de Phill Vinall y la Masterización de Gavin Lurssen, quienes se engancharon al proyecto cuando lo conocieron.

La banda comenzó cuando Juan Pablo y Kevin empezaron a trabajar en algunas ideas que estaban garabateadas en un papel, plasmándolas en tocadas inocentes con las que buscaban divertirse… pero pronto hicieron las maquetas en el Protools (gracias a las dos clases que les dio Alejandro GomezCáceres del programa ). Luego, se les unió Oliver y empezó a apoyar la producción y composición de la música (y a arreglar las maquetas, porque él si manejaba bien el protools). Pero luego evolucionaron en las fiestas, cuando en mitad de las parrandas Piñas les mostraba a sus amigos  las canciones que estaban componiendo y por eso empezaron a recibir muchas influencias y cambios. Así, grabaron las primeras baterías tomando el pelo y con un micrófono al aire, arreglaron lo “choneto” de las canciones

Así, la banda se convirtió en un espacio creativo para que los músicos pudiesen aportar, y aunque por supuesto no todo quedaba, el proyecto se enriqueció muchísimo. La libertad creativa es tal que hasta de vez en cuando intercambian instrumentos. Pero parte de esta libertad creativa y de la transformación de las canciones también estuvo en manos de Phill Vinall. En México, durante una gira con 69 nombres, Oliver le presentó a Phill Vinall (Radiohead, Placebo, Bomba Stereo) las maquetas para mostrarlo y recibir comentarios, pero al productor le gustó muchísimo y se ofreció para hacer la mezcla final. Vinall trabajó tanto sobre las maquetas que creó “espacios  sonoros nuevos”, como los llama Nicolás, aunque era casi que otra canción. Y por medio de una amiga de una importante oficina de management en Los Ángeles (que también creyó en el proyecto), llegaron a Gavin Lurssen (Foo Fighters, Tom Waits, Diamante Eléctrico), quien trabajó en el master.

pinh

Con todo este trabajo crearon un sonido rockero. Si bien su “Volumen 1” es un EP con un sonido más bien tranquilo, eso se debió más a la curaduría y construcción de los EP que a un carácter determinado de la  banda. Muy originado en la composición, por supuesto, pero también en la producción. Es un rock muy contemporáneo que bien podría sonar en Bogotá, en México o en Amsterdam sin sonar fuera de tiempo. Por eso, la propuesta no cabría en Hora Local u Ojos Rojos, enfocadas menos en la producción, bandas más “gocetas”, relajadas, poderosas y directas: más amplificador y rock and roll que producción.

Pero estos tiempos no son los mismos de Soviética, Ojoso Rojos, Hora Local o 69 nombres. Hoy los tiempos son otros, y las bandas ya no se dan a conocer como en esos tiempos. Aunque todos ellos tienen sobrada experiencia en la música y el mercado, también aprenden de los jóvenes y su experiencia en redes sociales y nuevas formas de comunicación, por eso se han visto también en un permanente proceso de aprendizaje. Sin embargo, si hay algo en lo que no quieren seguir a la industria musical de hoy: no quieren preparar 20 canciones para desechar 19: quieren que cada canción sea un sencillo, y que sus álbumes sean una colección de sencillos y no simplemente un disco con dos canciones conocidas y un montón de temas que pasan sin pena ni gloria. Por eso, le están apostando a hacer una producción audiovisual de los 6 cortes de su EP a cargo de Giovanny y Kevin, pero en el que participan todos. Es la idea de apostarle a toda su música y no sólo a algunas canciones.

Lo cierto es que creen en el proyecto porque esta suma de “casualidades” los emociona. Sienten que el proyecto fluye y que además de su buena estrella, hay canciones muy bonitas y muy bien hechas a varios niveles, y no sólo musicales: para ellos, la propuestapinhas1 se solventa en experiencia, buenas canciones y calidad técnica, no en improvisación ni suerte. Han trabajado con juicio: esforzándose, demorándose para hacer muy bien su trabajo, golpeando puertas y valorando el trabajo de equipo y del equipo: los conocimientos de cada quién se valoran y por eso los trabajos de edición, video, composición, etc. son bien recibidos para tener un concepto de banda, de espectáculo y no simplemente subirse al escenario a tocar.

Pinhas empezó como un proyecto personal, sí, pero es un proyecto en el que participan muchas voces unidas que se suman para aportar a la creación de hay un buen concepto y ponerlo a andar: no se necesita una producción gigante, sino trabajar por lo que se quiere. Bromeando, dicen que toda banda necesita un director de TV, un diseñador gráfico, un odontólogo por aquello del plan dental, alguien que consiga muchas groupies (en este caso, Josué, el más joven de la banda)… y por supuesto un par de músicos. Pero en serio, si recomiendan apersonarse y empoderarse de los procesos, responsabilizarse por su música y trabajar por lo que se quiere desde lo que se sabe. El resto se arregla, se consigue o llega por añadido.

El de Pinhas ha sido un camino interesante, la historia de una banda que comienza a partir de saberes diferentes que se conjugan, emociones y experiencias que juegan juntas para hacer arte. Y tras tantos años, cada quien en un camino distinto que acabó empatando con el de los otros, todos están de acuerdo en algo: El andar de la música, por difícil que sea, se recorre por satisfacción, por tener un corazón joven más allá de las facetas de la vida diaria y hacer las cosas que nos gustan, y si la música es el trabajo, hacerla con aún más gusto. Es hacer las cosas que nos satisfacen así vayan contra el mundo, así se sea el “rarito” de la familia… Seguir la vía de la música es esforzarse, pero en un camino lleno de alegría que la banda compara con la primera novia: la emoción y la alegría de encontrarla, buscarla, reunirse… y si la novia lo deja, la música le ayuda a conseguir otra.  Un camino que vale la pena, porque a la larga ese “rarito” de la familia es el que es lo que quiere ser.

Los dejamos con el video de “amor Fantasma”, su primer sencillo:

 

Para saber más, puedes seguirlos en:
botonweb botontwitter botonfacebook botoninstagram botonyoutube botonitunes botonspotify botondeezer

Fe de erratas: en una versión inicial del texto, se dijo que Phill Vinall fue productor del EP, cuando realmente es Olivier Camargo el productor. Lamentamos cualquier confusión que hayamos podido causar.

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario