Revista El Muro

Hablamos con Gonzalo García, vocalista y guitarrista de “Planeta No”, quienes recientemente presentaron el controversial video de Maricón Zara. Nos contó sobre la agrupación, el video y el activismo de su música.

Entrevista por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

El activismo sexual sigue siendo un tema tabú en América Latina, una región que, a pesar de sus diferencias, comparte creencias machistas y en ese sentido, cualquier visión que se separe de el estándar del hombre blanco y heterosexual al que estamos acostumbrados y que viene de nuestra educación y se reproduce en la publicidad a diario, diciéndonos que la belleza y la bondad están lejos de eso que nosotros como latinoamericanos compartimos en nuestros genes bajitos y morenitos, está mal.

Por eso es aún más raro que una agrupación musical de hombres blancos y heterosexuales se arriesgue a hacer activismo en favor de la diversidad. Este es el caso de Planeta No, una agrupación chilena que con un sonido pop hace activismo con sus contenidos, letras y show: Gonzalo García, su vocalista, se sube a escena con flores en la cabeza, labial y sostenes. Una propuesta musical que rompe esquemas no tanto en su sonido como en su mensaje: logran de alguna manera mezclar lo comercial del sonido con mensajes potentes activistas.

García, junto a Camilo Molina en el Bajo y Juan Pablo Garín en la Batería, presentaron recientemente el video de “Maricón Zara”, una producción con una propuesta estética agresiva y retadora que habla de inclusión sexual y los imaginarios sobre el cuerpo y la feminidad. En este video, por primera vez en sus videos, los integrantes de Planeta No se decidieron a aparecer en el video, como buscando ser parte de este directo y poderoso mensaje. Hablamos con García sobre la agrupación, el video y el activismo de su música.
¿Cómo nace Planeta no? ¿Por qué el nombre?
Por la primera película de James Bond, James Bond contra el Dr. No. El villano era una fusión de caricatura tercermundista y soviética. Sería bacán que en las películas que consumimos no nos estén aplastando todo el tiempo, que ganaran esos villanos. Pero igual elegimos el nombre por como sonaba nomas.

Su sonido se define como Indie Pop. ¿Cómo lo llaman ustedes? cómo ha evolucionado?
No llamamos nuestro sonido de ninguna manera, no porque sea indefinible ni novedoso ni nada de eso, sino porque se nos va el tiempo y energía en otra cosa, en tocar y hacer contenido, básicamente, más que pensar en nosotros mismos. Antes era más indie, ahora es más pop. Creo. Son etiquetas que aceptan demasiadas significaciones entonces no las uso con mucha convicción sobre nada ni nadie.
¿Cómo nació Maricón Zara?
¿La canción? No sé, son 3 partes medio distintas, que junté porque parecían un buen relato, casi un ejercicio progresivo con elementos mínimos, de computador, con estética pop. Se trataba de ser negado e ignorado por los demás y completé la historia de la letra cuando leí libros y reportajes sobre Daniel Zamudio, un joven que mataron en Chile por ser homosexual, su caso fue visibilizado como nunca antes en casos anteriores y se hizo una ley para parchar el problema y simular que la sociedad reaccionaba, como siempre. La letra trata de hablar sobre él en primera persona, lo cual no resulta, nadie lo entiende, pero no importa, es la gracia que sea así.

En el video quisimos ahondar en la temática en vez de evadirla, sentíamos que en el video anterior evadimos un poco la temática de la canción con el afán de no ser literales. Para ahondar en la temática pedimos ayuda a personas que sabían más que nosotros, le dimos varias vueltas a la cosa, decidimos participar nosotros porque si no poníamos nuestro cuerpo en ello, no era suficiente como trabajo o investigación al respecto.

¿Quienes participaron del video?

Montón de gente. Muchas y muchos de ellos como realizadores y colaboradores, otros como creadores, poniendo su cuerpo que al mismo tiempo es poner su historia. Está Norma Mor, una drag y performer con vasta trayectoria en Santiago, Andrea Ocampo, que es periodista, DJ, investigadora de sexualidad, tribus urbanas, nos ayudó a convocar al resto de la gente. Iván Figueroa, activista político, miembro de un colectivo llamado Colectivo Lemebel, por Pedro Lemebel. Josecarlo Hénriquez, prostituto, anarquista, autor del libro #Soyputo. Maca “La Maquinita Orellana”, campeona de kickboxing. Todas y todos activistas, personas con historia muy potente tras su rostro. No alcanzan a representarse esas historias, pero trataré de hacerlo más adelante.

¿Por qué arriesgarse a presentar una historia visual tan fuerte e incómoda?

Porque si no es incómodo da flojera trabajarlo.

Su música es comercial pero su mensaje no, hacen mucho activismo contra los cánones. ¿Cómo manejan esa contradicción? Y en ese sentido, ¿Cómo es recibida?

Tratamos, humildemente, dentro de nuestro limitado radio de acción, de aportar a expandir o borronear el concepto de lo que es comercial y lo que no. Eso nos hará libres como cultura, creo. Esa contradicción es un poco difícil, nos da pies forzados y nos impide cerrar los ojos y disfrutar del pago cuando nos invitan a contextos de mierda como acciones publicitarias en favor de tal o cual multinacional. Pero nada más que eso, no somos héroes de nada.

¿Cómo fue para ustedes la experiencia de la producción del video? ¿Qué aprendieron uds. como persona del video? particularmente un espacio en el que se muestran tantos imaginarios sobre las nuevas sexualidades.

Yo conocí las historias, las personas. Hace una semana Iván, que participó en el video, organizó con su colectivo un festival contracultural por la educación no sexista, ahí se presentó una artista hermosa, muy buena, se llama Canela. Hacía performance. A la semana siguiente, le pegaron con garrotes en una discoteque, estuvieron a punto de matarla. Nadie hace nada, nadie ve eso. Llegar a esa parte de la sociedad, conocer eso, te da poder, porque impulsa a deprenderte del poder espúreo que tienes sin darte cuenta. el poder que tiene y que ejerce un machito.

¿Creen importante haber hecho un mensaje que resulta retador e incómodo y salir de canon con ese mensaje?

No creo que sea importante porque no creo que seamos personas importante ni un grupo muy importante, ni creo que el mensaje sean tan renovador o tan arriesgado, espero que haya sido un buen trabajo nomás, que sea aporte.

 Después de Maricón Zara, van a seguir más fuertemente por la línea del activismo sexual? ¿Qué más viene?
Y no sé que hagamos después, depende de nuestras vidas. Nuestras búsquedas son reflejo de ello.

Los dejamos con el video de Maricón Zara

Para saber más de Planeta No, síguelos en

                                    

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario