Revista El Muro

Cuando un buen corazón, la estupidez y por supuesto las drogas se unen…   Daniel Pinedo Velapantino, de 21, fue acusado de robar miles de dólares en efectivo de la billetera de un amigo en la madrugada del 2 de septiembre tras una noche de drogas y licor. Esto condujo a una persecución policiaca en la que se chocó con varios automóviles hasta que decidió escapar a pie, logrando perder a los policías por un rato.  Candance Nooan, vecina del sector, preparaba a su hijo para ir al colegio cuando vio que un hombre abrió la puerta del jardín posterior de la casa: Velapantino. Nooan, confiada, habló con él. Le dijo que era el jardinero del vecino, y le pidió un poco de agua. Cuando regresaba con el agua, Nooan encontró a Velapantino tirado en el piso de la sala jugando con los gatos de la casa. “estaba ahorcando a mi gato, era como si estuviese drogado o tuviera discapacidad mental”, dijo Nooan.

Daniel Velapantino, el consentidor de gatos en serie

Cuando el esposo de Nooan vio la escena, empezó a preguntarle cosas a Velapantino, quien al sentirse acorralado escapó nuevamente por la puerta trasera e intentó saltar a un canal, peor la familia ya había alertado a las patrullas de policía que patrullaban por el barrio buscando a Velapantino sobre el jardinero de comportamiento raro que había jugado con sus gatos.

 

 

 

Fuente: Wpbf

Imagen: Happyplace.com

Imagen de introducción: Archivo

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario