Revista El Muro

Una iracunda reflexión sobre el Diamante de la discordia, la diversidad, el rock nacional y el público chanda. 

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

Lo primero que debo decir es: mami, perdóname. Estoy seguro que el 90% de los que debatieron sobre tu trabajo ni siquiera leyeron la nota, y no soy quién para ponerte en esta posición.

Lo segundo es que quiero que cierren Rock al Parque. Si, como lo oyen. Que lo cierren ya, maldita sea. Lo amo y le agradezco mucho, pero que lo cierren. Y no soy el primero que lo dice.

Este año, entre compromisos laborales, familiares y buses que no pasan mientras llueve, no pude ir a Rock al parque. Me dolió porque incluso siendo público chanda, de ese que va a ver la “banda que le gusta”, hubiese ido a ver propuestas monstruo que estaban temprano (como Mitú, Tappan, Pulenta, SeverOreveS… estaba demasiado bueno el cartel). Porque a rock al parque le agradezco haberme abierto el oído. Porque he conocido un montón de propuestas que me han convertido en su maldito groupie. Y aunque Chuky García no sea santo de mi devoción (no lo conozco pero he leído sus tuits y un que otro artículo), el man sabe de música y sobre todo sabe darle gusto a todo el mundo. Y creo que mantiene un poquito la idea de dar ventana a las bandas nuevas, razón por la que las almas no volverán a Rock al Parque, razón por la que nació el festival.

2012-07-02 18.11.51Me pareció groserísimo lo que pasó con Diamante Eléctrico. La transmisión de Canal Capital se cortó a la mala para dar paso a una entrevista con Rubén de Café Tacvba. ¿Por qué no cortaron a Vetusta o a SUM 41 para esa entrevista? ¿Por qué al nacional? Leí en una interesante nota en SONO que además, el público, o al menos un par de miles de pichurrias, agarró a madrazos a la banda porque… tocaron. Y sí lo noté en la cara que tenían en la entrevista posconcierto en Capital, en la que, sea también de anotar, si no es por Deisa Rayo, que si es una Señora Periodista, no hubiesen podido ni decir mami estoy triunfando, porque los querían cortar para ir al concierto de SUM 41. Y encima de eso, me encuentro con ESTA nota, que apareció en el Facebook de Juan Galeano, que recomiendo y a la que le encuentro mucha razón… y que me re confirma que la cosa no fue muy chévere para Diamante.

Pero prefiero no amargarme por lo pailas que somos con una banda nacional que, a mi juicio, sacó un disco que debería estar en los 14 cañonazos bailables de este año: un disco delicioso y lleno de poder que se lleva por delante a muchas producciones a muchos niveles. Simplemente digo  ya no más rock al parque. Seguro muchos me arrearon la madre sin abrir la nota, porque la gente arrea la madre antes de abrir las notas y leerlas. Pero tengo mis razones para querer que se cierre, pero no por lo que dice todo el mundo.

Que cierren Rock al Parque, pero no por la curaduría. No falta el pendejo que dice que Sum 41 no lo conoce ni su madre, pero el problema es más de fondo: No es una radiografía de lo que pasa en la escena, ni siquiera en la rockera. Y no puede serlo, hay demasiadas propuestas hoy en día como para dar buena cuenta de lo que pasa. E igual, el público maleducado no quiere escuchar lo de su tierra, sino lo de bien afuera. Pero incluso trayendo bandas de fuera, siempre se van a querer otras… porque el público es mamón y siempre le va a parecer que el trabajo que la ciudad le regala está mal hecho (ojo, no estoy diciendo que todo esté bien) .

2014-08-16 17.30.53Que cierren Rock al parque, pero no por la curaduría nacional y la… “supuesta” rosca que se ve. Hay bandas que no me gustan y que están allá con demasiada frecuencia, Pero en ese caso no las veo y ya. Hay que entender que esas bandas llaman gente, tienen números. Y uno puede no entender por qué se elige una y no otra banda, pero seguramente hay un cálculo de ese estilo detrás. Y pues ni modo, el festival necesita asistencia para que le sigan dando platica, pero no todo lo que está allí lo está por rosca, hay muy buenas propuestas que se presentan limpiamente. Y sí estoy pensando en una banda que no le encuentro razón diferente a la rosca para su presentación… pero no es Diamante. No entiendo el procedimiento por el que seleccionan o el criterio de organización y también creo que hay cositas raras por ahí, pero lo que sí sé es que hay muchos factores detrás de la elección, no si a Chucky le gustó o no una banda (además, hay un comité, hasta donde sé). Antes agradezcan: podría ser Maluma.

Que cierren Rock al parque, pero no por los medios que lo cubren. En El Muro nos respetamos mucho para pedir que nos acrediten en el mismo festival que acreditan a Infashion o a tú (creo que esas han estado acreditadas, no sé y no me importa pero estoy casi seguro) o a emisoras de vallenato que no pondrían a Pulenta por ser demasiado blackmetalero para su gusto. Pero es que, insisto, el festival necesita números para mantenerse a flote. Que hay muchas incongruencias en la acreditación, sí, pero también es cierto que muchos vecinos que hacen un excelente trabajo estuvieron acreditados sin mayor lio (Pienso, sin ir lejos, en Art Stream, Radio Dali, Vientos de Rock, Escena Indie o Sono… son muchos, todos cercanos por una u otra razón a esta casa). Y los maluquitos que fueron… pues hombre, le dan visibilidad al festival, que es lo que necesita. Nuevamente, no todo está bien y no me parece re chévere lo que pasa, pero lo entiendo.

No, esas bobadas de siempre no son razones para cerrar Rock al parque, sino que aunque sean mis tres días de “no-me-jodan-estoy-en-rock-al-parque”, ya me mamé de muchas pendejadas que pasan por culpa de Rock al parque, o mejor, por la gente maleducada, sin autoestima nacional y de mente pequeña que visita el festival para escuchar “la banda que le gusta” y no a conocer sonidos nacionales y extranjeros. Por ustedes, que cierren Rock al Parque.

Que cierren rock al parque porque su función, que era de apoyo a la escena local, ya no se cumple, no por problemas de curaduría, sino porque la gente va a ver la banda cabeza (sea Café Tacvba, Anthrax, Behemont o lo que sea) y por eso insulta a la banda local que se sube a dar lo mejor de sí al escenario.

Que cierren Rock al parque, porque me mamé de ser el abogado del diablo y decir que qué chimba la diversidad de propuestas, cuando la godarria metalera se emberraca si una banda no decapita pollitos en escena… Cuando no entienden que no hay una rayita que separe lo que es rock de lo que no, que es cuestión de actitud.

Que cierren Rock al parque, porque el objetivo de muchas bandas se volvió aparecer en Rock al Parque, cuando es simplemente una plataforma de despegue, no el final del camino.

Que cierren Rock al Parque, porque los medios le baten la cola a los artistas extranjeros y miran por encima del hombro a los de acá. Hace un par de años tocaba 69 nombres, si no estoy mal, mientras un portal, no recuerdo bien cual pero sé que era  uno de esos famositos a los que le dan carpa, salía a preguntarle a la gente por el concierto de Charlie y a pedir que cantaran canciones del argentino. ¿No pueden ser un trisito más groseros? No es por nada, pero es algo como lo que pasó este año con Capital (a quienes quiero y respeto mucho, tanto que pronto haremos una notica sobre uno de sus programas si Dios o Pikachú o Godzilla quieren)… aunque creo que no fue  cuestión de Canal Capital sino de presentadores que viven en otro planeta.

RAP

Que cierren rock al parque, porque ahora la gente cree que el arte es gratis y que los que vivimos de esto de una u otra forma no tenemos derecho a la papita. Porque ahora la gente prefiere gastarse los 10mil de una boleta en chamber y cocol (o el dejameciego que jarten hoy en día) que reconocer el trabajo de un artista… porque para verlos gratis está rock al parque. Lo mismo aplica para todo festival al parque y hasta para el festival de teatro.

Que cierren Rock al Parque, porque a nadie se le ocurre que una banda costeña como D’Gyllians o boyaca como Velo de osa pueda ser cabeza de cartel, sino que toca traerla de afuera. Porque acá no hay  respeto por lo local.

Que cierren Rock al Parque porque preferimos ignorar el fomento a la cultura de la administración Petro, que al menos en ese punto no se rajó. El próximo año, esperen Tasers si queda pachito, pintura y peluqueadas si queda Pardo, boladros en tarima si queda Quique (que dice el mito urbano que ya lo había mandado a cerrar) o que se roben la 68 si queda López (no digo que ella, pero su partido no se ha portado bien), y ahí si jodeos todos con Rock al Parque.

¿Soluciones? Tengo un par: que la gente pague algo simbólico por el festival. No sé, 10 mil pesos, una libra de lentejas para acción social… pero que sienta que el festival no es un derecho, sino un beneficio que recibe, el privilegio que es. O que abran puertas a las 10 y cierren a las 12, y el que se quedó afuera de malas y el que se quedó adentro ve escena local o se sale. No sé, algo para que se quite la pendejada irrespetuosa de “ir a ver” una banda y se aprecie lo local.

Que cierren Rock al parque porque no nos lo merecemos

Pata. espero que se sientan avergonzados tras leer esto. Y que lean las notas que vinculé, valen la pena.

Guardar

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario