Revista El Muro

Prohibido reencarnar sin permiso.

 

En un acto que a muchos puede sonar absurdo, el Pekín prohibió reencarnar sin permiso del gobierno central chino. De acuerdo con un comunicado emitido por la Administración Estatal de Asuntos Religiosos  la ley, vigente desde 2008, estipula los procedimientos para reencarnar, y son “un paso importante para institucionalizar el manejo de la reencarnación”.

Por raro que pueda sonar, hay razones muy importantes para establecer una ley sobre algo que puede parecer absurdo. Esta ley se dirige especialmente contra los buditas tibetanos que consideran al Dalai Lama como su lider político y religioso, por lo que el gobierno chino lo ve como una amenaza para su estabilidad en una región ocupada desde la década de los 50 y que tiene su identidad, lengua y cultura propias. El propósito de esta ley es controlar la elección del próximo lider espiritual del Tibet y así a la región. La actual encarnación del Dalai Lama prefiere encarnar en un territoiro libre para continuar con su misión y guiar a su pueblo desde fuera de China, y que la reencarnación sea elegida por un concejo de sabios y no por el gobierno chino.

 

Información  via  Periodistadigital.comABC.es

Imágen via Periodistadigital.com

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario