Revista El Muro

 

Por: Cristina Berrio

@AngelQuantumT4U

Por lo general, la gente que viene a mi terapia trae la firme intención de cambiar algo en su vida, o cambiar “todo” en su vida. Muchos se sienten perdidos y algunos sin esperanza, pues han intentado todo para lograr el cambio y aparentemente nada les ha funcionado. Cuando les pregunto algunos detalles de su vida me doy cuenta de la co-relación entre su forma interna de comprender la vida y las experiencias que han vivido, y las experiencias que atraen a su vida, o que generan en ella.

La mayoría de la gente cree que para lograr un cambio en sus vidas, necesitan estudiar más, aprender más,  prepararse más, hacer más contactos, cambiar su alimentación, hacer más ejercicio, cambiar su ropa, su apariencia física, cambiar de ciudad, cambiar de carrera, cambiar de amigos… necesitan re-crearse y convertirse en algo más aceptable para la sociedad y/o el mundo que les rodea… y bueno, ¡eso puede funcionar externamente!

Si eres abogado y estudias medicina, te seguirán llamando doctor, pero tus actividades serán diferentes, tus clientes serán diferentes (o los mismos, pero te buscarán por razones diferentes), ¿pero cambiar de “pacientes” realmente cambia algo de fondo en tu vida? Digamos que cambiaste de carrera porque “la medicina es más estable y puedes hacer más dinero con ella”… ¿cuántos médicos están trabajando en otras cosas porque la situación está difícil? Si te iba mal como abogado (porque la situación está difícil), ¿qué te garantiza que como médico te va a ir mejor? Yo te aseguro, que si tu bloqueo económico viene de adentro, no importa si cambias de carrera, si consigues el mejor mentor del mundo o si te ganas la lotería… El bloqueo seguirá haciendo de las suyas en tu vida. Si te ves en el espejo y te sientes gorda y fea, si sientes y crees que ésta es la razón por la que no atraes un hombre que valga la pena a tu vida, no importa las dietas que hagas y planes de ejercicio que tomes, no importa las cirugías que te hagas, no importan los libros de superación que leas, seguirás atrayendo a tu vida hombres que no valen la pena.

Si realmente quieres lograr un cambio significativo en tu vida, debes empezar desde adentro

Con esto no estoy diciendo que no puedes intentar nada para hacer cambios en tu vida. “Tu deber es intentar todo lo que está en tus manos para ser más feliz cada día”. Pero si no empiezas por cambiar en tu interior, no importa lo que hagas en tu externo, después de que pase la fantasía del cambio, te volverás a sentir igual, te encontrarás repitiendo las mismas experiencias de las que tratabas de huir, te encontrarás con los mismos fantasmas del pasado y/o con los monstruos de tu infancia.

Si realmente quieres lograr un cambio significativo en tu vida, debes empezar desde adentro. Debes empezar por conocerte y comprender qué es lo que realmente te hace feliz. Debes conocer tus temores y creencias negativas que te bloquean y no te dejan alcanzar tus sueños. Y debes tener suficiente amor propio para decidir hacer los cambios necesarios, dejando tu actitud de víctima del destino, y asumiendo tu rol de creador de tu propio destino.

En Coaching Cuántico existe algo que llamamos “Resonancia y Magnetismo”. Este principio dice que somos como torres repetidoras, que envían señales hacia afuera. Enviamos señales de lo que somos internamente, de lo que está en nuestro interior, y cuando una energía, llámese persona, experiencia, oportunidad, cosa, o lo que sea, pasa cerca de nosotros, si ésta energía es compatible con la señal que estamos enviando, se sentirá inevitablemente atraída hacia nosotros.

La pregunta aquí es: qué personas, oportunidades, experiencias, etc. quieres atraer a tu vida? Qué personas, oportunidades, experiencias, etc. estás atrayendo a tu vida actualmente?

Si quieres verdadero amor en tu vida, inicia por amarte verdaderamente.

Si quieres prosperidad en tu vida, inicia por ser más generoso contigo mismo.

Si quieres más y mejores oportunidades en tu vida, empieza por darte la oportunidad de intentar, fallar y aprender. Date la oportunidad de crecer con tu experiencia para que tengas mucho más que ofrecer cuando se te presente la “oportunidad”.

Si quieres salud, inicia por honrar y respetar tu cuerpo, ¡y no te olvides de amar la vida!

Tu vida es un reflejo de lo llevas por dentro. En vez de estresarte por cambiar y controlar lo que aún no está en tus manos, inicia el cambio desde hoy en el campo donde eres Rey y Señor, ¡en tu interior!

 

Fotografía : Mauricio Moreno

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario