Revista El Muro

Hablamos con Alba Sandoval, creadora del programa “RetroCD”, un programa auspiciado por la ANDI y Aterciopelados, entre otros, que busca procesar las miles de toneladas de contaminación producida por los CDs y DVDs.

Por: Mauricio Moreno

@Mauromoreno83

¿Sabes qué hacer con ese disco que compraste porque tenía la canción de moda en el 98 y ya no te gusta?  La respuesta obvia es tirarlos a la basura, pero el mal manejo que se da a estos residuos crea un problema ecológico que nos afecta a todos y al ecosistema del que somos parte.

Alba Sandoval es la directora de la Fundación Trébola, quienes están al frente del programa RetroCD, una propuesta que busca recolectar y transformar los discos que, de otra manera, acabarán en la basura.  Trébola fue fundada por Alexandra Loaiza y actualmente es dirigida por Sandoval. Su enfoque es la educación ambiental experiencial para conectar y sensibilizar al público con las temáticas ambientales en general.

logoretrocd1

Imagen: RetroCD. Reproducida bajo autorización de Trébola

RetroCD, el programa, surgió de la necesidad de hacer educación ambiental de manera efectiva, sensibilizar a las personas para que se conecten de forma amigable con programas de reciclaje. Piénsese, por ejemplo, en un punto ecológico: varias canecas que no dicen mucho y sobre las que siempre termina habiendo confusión. El programa nace del esfuerzo de varias empresas de todas las partes del ciclo.

  La problemática de los CDs radica en que hay unas catorce mil toneladas de discos que, según un estudio que condujo Sandoval, se vendieron  en un lapso de 5 años (19915 – 2000). Esos son unos 93 millones de CDs cuyo destino es incierto, además de los DVDs, y eso sólo dentro de la legalidad sin contar con DVDs y CDs piratas. Lola la rockola es el dispositivo con el que se suple la dificultad del posconsumo, ya que la mayoría de estos artefactos van a parar en rellenos sanitarios y fuentes hídricas.

En alianza con la agrupación musical Aterciopelados, Viva Consultoría, y con el apoyo del programa Ecocómputo de la ANDI y la Fundación Trébola se creó a “Lola la Rockola”. Lola nació con el apoyo de ReHilarte que diseñaron el mobiliario, el ingeniero Daniel Bernal que diseñó el sistema para hacer que la máquina para que tenga sonido, y fue decorada por el artista Jaime Santana, quien también participó en las intervenciones artísticas sobre la Calle 26 hace unos años.

 Cuando la persona introduce uno de sus viejos discos, la rockola empieza a reproducir una canción de Aterciopelados, aunque hay algunas otras agrupaciones interesadas en que su música suene cuando se reciclan, tales como Latin Latas, los Rolling Ruanas o Totó la Momposina. Así, aprovechando el factor sorpresa y la buena música, se educa en la importancia del posconsumo y de la separación selectiva de residuos, convirtiéndose en un programa pionero en el país al respecto. Por ahora, continúan trabajando con Aterciopelados, con quienes hay una coincidencia tanto en cuanto a los objetivos como a la estética del programa

Lola es una rockola con varios tubos para introducir discos. Se puede acceder a ella de cualquier ángulo y por cada tubo suena una canción diferente de las 11 que componen el trabajo “Relucientes y Rechinantes” de Aterciopelados. Ha estado en el SENA, FIMA, La Universidad Antonio Nariño y una firma de autógrafos de Aterciopelados en Tango Discos y en esto días está en el Jardín Botánico. Han recibido el apoyo, además, de Sony Music, IDARTES y Tango Discos. Así mismo, Viva Consultoría apoya los procesos logísticos y de transformación del policarbonato y Ecomunidad, los diseñadores de la plataforma recipuntos del Ministerio de ambiente, apoya al proyecto con difusión. La lista de entidades que apoyan es larga para reproducirse acá y muestra lo importante que resulta este programa.

loladanielbernal

Imagen: Daniel Beltrán. Reproducida bajo autorización de Trébola

Lola tiene capacidad para recuperar unos 100  kilos de discos hasta llenarse, y la meta es conseguir diez toneladas.  Al conseguirse este peso, se procesarán quitando las películas de los datos y la etiqueta para reciclar el policarbonato, que puede ser usado como relleno de maderas plásticas. Este proceso es muy importante porque, aunque el plástico de los CDs no resulta tan contaminante en términos químicos, no debe estar ni en los rellenos sanitarios ni en las fuentes de agua representando amenazas para el ecosistema. En últimas es una apuesta contra la cultura petrolera,  no porque haya que decir “no al petróleo”, sino porque está tan explotado que ya se volvió basura, por eso es importante reprocesar y darle utilidad a ese policarbonato que actualmente no tiene mayor valor comercial.

Otra historia es la de los  lixiviados. Estos son el resultado de la descomposición química de casi cualquier material. El 70% de los residuos son orgánicos, y al descomponerse producen agua, que al mezclarse con otros residuos genera químicos que tienen gran impacto ambiental, residuos  que en el caso de los CDs se generan a partir de las películas de datos y etiquetas, y que, por el mal manejo que se ha dado hasta el momento a los residuos de los discos, básicamente nos estamos  comiendo hoy en día: esos residuos llegan a los suelos y fuentes de agua con los que se cultiva nuestra comida.

En Colombia, el manejo de residuos peligrosos se regula por el Decreto 4741 de 2005, en el que se  define el manejo de residuos peligrosos. El manejo de residuos electrónicos y pilas se define en las resoluciones 1510 y 1512, y hay resoluciones sobre manejo de llantas, medicamentos, plaguicidas…  Esto muestra que si existe normatividad en el país, independientemente de que se cumpla o no.

retrocdandrea

A pesare de no haber participado de la producción del álbum Relucientes y Rechinantes, RetroCD comparte la estética y fines con Aterciopelados. Imagen: Juan Andrés Moreno. Reproducida bajo autorización de Trébola

Pero, más allá de buscar castigos, es necesario generar educación ambiental para que los residuos se manejen de manera correcta y el público entienda el impacto de sus acciones. Y el programa de RetroCD ha inspirado para que quienes manejan otro tipo de residuos (pilas, televisoras, neveras) empiecen a mirar alternativas para lograr alternativas de divulgación que lleguen de manera tan amable al público como ha llegado Lola.

Por Ahora, Sandoval y lola se dedicarán a recoger CDs, y si luego hay que generar más ideas creativas para manejar otro tipo de residuos, seguirá por allí. Tener más “hermanas” de Lola en Colombia y el resto del mundo contando con el apoyo de los artistas locales e internacionales,  mientras se abanderan másprogramas de educación ambiental desde Trébola y se pone un granito de arena para crear un mundo mejor.

Para saber más de RetroCD, búscalos en:
botonweb botonfacebook botontwitter botoninstagram

 

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario