Revista El Muro

El sexo oral no es pecado si se piensa en Jesús al hacerlo.

OJO! esta nota trata sobre un Hoax en el que inocentemente caímos. Aunque el libro existe, NO dice eso sobre el sexo oral. Por favor, considere esto antes de compartir (o plagiar) la nota.

En su libro “Cásate y sé sumisa”, de la italiana Constanza Mirrino y editado por Francisco Javier Martínez, arzobispo de Granada (ESPAÑA) asegura, entre otras cosas, que las mujeres deben practicar el sexo oral a sus maridos siempre que ello lo ordenen, y que para que esto no las convierta en pervertidas, deben pensar en Jesús al momento de hacerlo. El texto está compuesto de 200 páginas de polémica creada por mensajes como este, dirigidas a mujeres casadas que quieran convertirse en “buenas católicas contemporáneas”.

 

Algunos de los consejos que da el tomo son:

“Dios te ha puesto al lado de tu marido, ese santo que te soporta a pesar de todo. Obedece y sométete con confianza”.

“Practica el coito de espaldas. Así mientras tanto podrás aprovechar para planchar”.

“Practicarás felaciones a tu marido siempre que te lo ordene. Pero cuando lo hagas, piensa en Jesús. Recuerda:  ¡No eres una pervertida!”

“Así que la esposa, mejor que se quede en casa y en la cocina, y que se esmere en ello. Es verdad, todavía no eres una cocinera experimentada ni un ama de casa perfecta. ¿Qué problema hay si te lo dice? Dile que tiene razón, que es verdad, que aprenderás. Al ver tu dulzura y tu humildad, tu esfuerzo por convertirte, también él se convertirá”.

“Cuando se trata de la vida en pareja (…), tres pasos atrás. Y hay que hacerlo aun cuando no entiendas el motivo, aun cuando estés íntimamente convencida de tener razón”.

“Si solo acoges aquello que es conforme a ti, aquello que tú piensas, no estás casada con un hombre, sino contigo misma. En lugar de hacer eso, debes someterte a él”

“La mortificación nos gusta porque es para alcanzar un bien mayor, y ese bien es acoger a tu marido, por consiguiente, engendrarte a ti misma”

Y según Nuevas Mentes,  como muestra de compromiso con las católicas modernas e independientes del siglo XXI, las mujeres que lo deseen podrán ir a comprarlo solas. Solo deberán presentar una autorización firmada por su marido

 ACTUALIZACIÓN: al parecer, buena parte de este post es un Hoax, un engaño de los que suelen aparecer por Internet y en el que en este caso caímos varios medios. Pedimos disculpas por los malentendidos.

Información e imágenes via Nuevas Mentes y La Cuarta

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario