Revista El Muro

Aunque realmente es un ataque no muy velado contra los matrimonios gay.

Una ley que prohibiría que los ateos se casen fue aprobada por la Cámara del Estado de Oklahoma y pasará al Senado la próxima semana. La idea es restringir los matrimonios entre personas que no profesen alguna religión al hacer que sólo los clérigos puedan expedir licencias de matrimonio y no los jueces, como hasta ahora. El Representante Dennis Johnson, que apoyó la iniciativa, dice que “el matrimonio no fue instituido por el gobierno sino por Dios, y no hay razón para que el Oklahoma o cualquier otro Estado se vea envuelto en el matrimonio”, según informa Metro News. Todd Russ, quien presentó la iniciativa, dijo a kswo que los ateos no tienen las bases morales y espirituales para casarse ni tampoco quieren que un clérigo se involucre en su relación, pero podrán llenar un acta notarial que reconozca su unión libre ante el Estado.

La propuesta es más un ataque a la comunidad LGBTI que a los ateos como tal. Imagen: Tkkun.org

Sin embargo, los críticos ven en esto un ataque contra la comunidad LGBTI, y el mismísimo Russ dijo que el matrimonio igualitario es algo que tienen atravezado en la garganta a pesar de la oposición general de las perosnas de Oklahoma. En efecto, es muy difícil que una pareja no conformada por hombre y mujer sea reconocida por alguna iglesia, aunque hay 160 clérigos dispuestos a casar parejas homosexuales en Oklahoma, según Troy Stevenson, del grupo Freedom Oklahoma, según reporta Metro News. Lo cierto es que de ser aprobada esa legislación, los matrimonios no aprobados por las diferentes confesiones no podrán ser matrimonios sino simples uniones libres (seguramente, con toda la carga legal que eso conlleva).

Y además, será un gran paso atrás en  la separación entre Estado e Iglesia, aunque paradójicamente usando los mismos argumentos usados para separarlos. Y una iglesia en particular en Oklahoma se caracteriza por saber usar la ley en su favor: los Satanistas, esperemos a ver cuál sería su jugada…

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario