Revista El Muro

 

Una joven de décimo grado en Bakersfield, California, era matoneada por varios de sus compañeritos. Por eso, un día les regaló cupcakes a sus agresores (para quienes no saben, es el mismo ponqué ramito pero con glaceado por encima). Pero esta no es una historia de perdón, sino de venganza. Cuando sus compañeros le preguntaron por qué sabía tan feo, dijo que estaban rellenos de semen, fluidos corporales y vellos púbicos.

Cupcake con delicioso sabor cona triple vainilla (ejem…)  y sin fluidos corporales.

 

Pero al parecer la muchacha  estaba min tiendo. Los cupcakes ya habían desaparecido y no pudieron ser estudiados, así que el Departamento de Salud entró a al investigación. (de alguna manera) se concluyó que estaban rellenos de mayonesa, salsa de soya y barbecue, pero no de semen. Desde entonces, no permiten la entrada de comida al colegio de la niña, según reporta 10news.com

 

Fuentes: Happyplace.com

10news.com

Imagen: Thesweettart.com

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario