Revista El Muro

Te presentamos el cd que celebra el homenaje del Circo del Sol a Soda Stereo

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

imagen: sears.com.mx

 

Bogotá recordará el 2 de septiembre de 2017 no sólo por ser el día mundial de la barba, sino porque esa noche se celebrará la premiere de Sép7imo día, no descansaré, el show con el que El Circo del Sol rinde homenaje a Soda Stereo. Esto ha revivido la Soda-Manía, ese fenómenos de los 80 y 90 que obligaba a Bosio, Alberti y Cerati a escapar por los techos de los hoteles ante la cantidad de fanáticos que inundaban las calles. Manía que ha llevado a miles de espectadores a maravillarse con el mejor show artístico acompañado por una de las mejores bandas sonoras del rock latinoamericano. Manía de la que, por supuesto, nos contagiamos en El Muro.

Para celebrar este gran acontecimiento, se lanzó el 10 de marzo de 2017 “Sép7imo Día”, un cd de remixes de Soda Stereo. No es un disco cualquiera, menos en el caso de Soda, una banda acostumbrada a hacerse remixes y versiones de sus propias canciones (Recuérdense “Confort… y Rexmix). En este caso, se buscaron los temas originales, se usaron Outtakes, fragmentos en vivo y Mash ups para conseguir un trabajo en el que se reviva a Soda, pero a la vez se aleja de un disco de éxitos. Un trabajo profundo de investigación y producción que llevó a encontrar líneas, inflexiones, fragmentos que dan nueva vida a cada tema.

Con una duración de 78:50, el trabajo cuenta con 21 pistas en las que se mezclan 32 temas, tomándose elementos de versiones raras y en vivo junto a las versiones de estudio para lograr una mezcla que, aunque nos muestre las mismas canciones que ya conocemos, le da una nueva vida a cada tema, un espíritu nuevo, lleno de sonidos y cambios sorprendentes para cualquier amante de Soda.

El trabajo fue co producido por Zeta Bosio, Charli Alberty y Adrian Taverna, el guitarrista de Cerati durante su último trabajo de 2009, “Fuerza natural”. Se mezcló en el estudio Unísono de Buenos Aires, fundado por Cerati. El disco físico viene en una caja de cartón con refuerzo plástico para proteger el CD, y tiene un librillo-poster con una ilustración sideral diseñado por el Rock Instrument Bureau. La portada muestra el logo del show del circo del sol, un planeta atravesado por tres líneas (¿meteoros, naves espaciales, estrellas fugaces? ¿Charly, Zeta y Gustavo?).

El trabajo abre con la voz de Cerati y una línea de “(En) El séptimo día” que sencillamente me puso la piel de gallina, y continúa emoción tras emoción con variaciones melódicas y vocales inesperadas que atrapan al oyente y lo obligan a reescuchar la canción para volverla a aprender y cantarla nuevamente a grito herido, como se hacía hace veinte años. Me sorprendieron muchísimo “Ella Usó, Un Misil”, “Planeador”, “Prófugos”, “Cuando pase el temblor” y “Primavera 0”, aunque realmente escuchar el disco es en gran medida escuchar una versión de Soda Stereo que no se conoce, nueva y diferente.

Si bien no están todas las que son, si son todas las que están. Grandes temas que no pueden lograr menos que revolver las entrañas de los que crecimos escuchando a Soda Stereo durante los años 80 y 90. Me faltan algunas, como la desgarradora Canción Animal, pero la selección de temas es bastante satisfactoria a mi juicio. Y como ya dije alguna vez, hacer un grandes éxitos de Soda es un trabajo ocioso: sería casi que su discografía completa. En resumen, un disco que piel la piel de gallina y saca más de una lagrimita, algo que pocos discos de remixes y mucho menos un grandes éxitos pueden lograr.

Es un disco que vale la pena tener, que nos hace sentir de nuevo con vida al inmortal Cerati y activa a la eterna banda icónica del rock argentino con un trabajo. Una agrupación Avant, que estaba más allá de la vanguardia en el rock latino e incluso mundial, y que incluso hoy no se siente “clásica”, y que se atreve a re-versionarse nuevamente para transportar a su público a esos tiempos en los que los estrambóticos peinados y el exceso de maquillaje eran la regla en los escenarios, en los que el “rock en tu idioma” inspiró a las generaciones que estaban por venir a experimentar y crear sonidos novedosos. Sonidos que inspiraron a muchos de los que inspiraron a los jóvenes de la América Latina  de hoy a crear música.

Así como hace 10 años hubo una burbuja en el tiempo en la que Soda tocó por última vez, hoy en día estamos en otra burbuja en el tiempo en la que El Circo del Sol nos invita a soñar recordando una de esas agrupaciones que no debe ser olvidada: Soda Stereo. Una invitación a revivir, crear y a que toda América grite No Descansaré.

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario