Revista El Muro

Los elefantes son una de las bandas más tradicionales del Ska bogotano. Son influencia de muchas bandas nuevas y viejas, su público está entre los 15 y los 40, y sin duda su autonombrado estatus de “Leyenda” no es gratuito. Estuve en una de sus Ska-jazz sessions, producto de la experiencia y madurez musical de los Elefantes como banda.

Un Ska Jazz session es un interesante concierto donde, además del humor que imprimen a cada una de sus canciones y presentaciones, se pueden escuchar grandes clásicos como “Opium Street”, “Boca de caimán”, “Ben Zoná, Cariño” o “Summertime”. Pero además, se pueden escuchar temas instrumentales y covers de clásicos que posiblemente estarán incluidos en su próximo álbum, tales como “Where the streets have no name”de U2 o “Just a Gigoló” de Louis Prima, una de mis favoritas peronales. Todos los temas son interpretados magistralmente con humor  y con el sello de calidad que imprimen estos gigantes del ska a cada una de sus producciones. Acá  un poco de lo que fue la noche del  ska jazz sesión del 30 de mayo en la hamburguesería.

 

 

Es un show para bailar, reír y gozar al ritmo de los elefantes con su show y sus canciones. Un espectáculo apto para, literalmente, grandes y chicos (bueno, no tan chicos).  La cosa resulta tan íntima y tan emocionante que uno se siente ñoño tomando fotos en vez de estar brincando y cantando. Los covers “elefantizados” resultan tan divertidos (en serio, nada tiene que hayan tocado una de mis favoritas) que poco importa que uno no se la sepa: igual se la baila y la corea.

 

 

 

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario