Revista El Muro

Te presentamos la más reciente película de Jackie Chan, coprotagonizada por Johnny Knoxville

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

 posterskipRecientemente, Jackie Chan ganó un premio Oscar honorario por una vida dedicada al cine con más de 200 películas en su haber. Esos cachetes  juguetones y esa sonrisa inusualmente cálida por fin recibieron el gran reconocimiento, aunque seguro que no fue por “Skiptraqce”, su película que se estrena hoy en Colombia a pesar de haber llegado a las pantallas de China el 21 de julio y a las estadounidenses el 2 de septiembre. El presupuesto es de 60 millones, logrando más de 127 en ventas. El filme fue dirigido por Renny Harlin y producido por Jackie Chan, Charlie Coker y Damien Saccan.

Traducida al español como “Una pareja dispareja”, la coproducción sinoamericana cuenta la historia del detective Bernie Chan (Jackie Chan), que ve morir a su compañero y amigo Yung a manos deun misterioso jefe del crimen llamado “Matador”. Diez años después, Samantha, la hija de Yung (interpretada por Fan Bingbing) conoce al apostador estadounidense Connor Watts (Johnny Knoxville) justo antes de que éste presencie el asesinato de una joven a manos del empresario Victor Wong, de quien Chang cree que es el Matador. Watts es capturado por un grupo de mafiosos rusos por embarazar a la hija de su jefe cuando Chang lo rescata y emprenden el viaje a China a pie, esperando llegar a tiempo para evitar que Wong mate a Samantha. La trama de este híbrido de comedia, acción y película de carretera suena complicadísima, pero realmente no es difícil de seguir.

Es una película bien divertida. Knoxville hace lo que mejor sabe hacer (golpearse) mientras Chang hace las delicias de la audiencia con sus ya conocidas acrobacias, que aunque no son tantas como en otras películas, siguen estando (Recordemos que Chang tiene 62 años y ese tipo de ejercicio tal vez no sea lo mejor para el reuma). La historia es sencilla, da un par de giros inesperados e interesantes, y sobre todo muestra los hermosos paisajes de China y Mongolia, además de enseñar muchísimas cosas sobre la cultura de estos países. Las actuaciones son apropiadas (no memorables, pero apropiadas) y garantiza 120 minutos de risas, tropezones, chistes físicos y las bobadas que aunque resulten predecibles, hacen reír. En líneas generales es una película muy divertida y con paisajes bonitos que acompañan diálogos sencillos pero graciosos.

Pero no todo es bueno, por supuesto. El primer problema que veo en la película es la traducción al español del título. No sólo “Una pareja dispareja” suena innecesariamente familiar a otra película de Chan, sino que hay una película de 2009 con exactamente el mismo nombre protagonizada por Jim Carrey y Ewan McGregor. Muy mala elección de nombre con esos antecedentes, además que realmente no dice nada sobre la película. Y “Atrapar un ladrón”, la otra traducción que se usó, tampoco mejora las cosas…hero_skiptrace-2016-3

La crítica ha sido poco amistosa con la película porque a la larga es un formato que ya hemos visto para Jackie Chan en cintas como la inolvidable “Una Pareja Explosiva” (Rush Hour) o Shanghai Noon. Eso no estaría del todo mal si la película propusiera algo, pero no hay mucha novedad en la misma. Además, la combinación Knoxville-Chan no termina de cuajar, no resultan una buena pareja en la pantalla. Y los efectos especiales dejan muchísimo qué desear. Pero  MUCHO.

En resumen, es una serie de chistes físicos, acrobacias, peleas y aprendizajes culturales. Tiene todo lo que amamos de las películas de Jackie Chan, pero es ese justamente el problema: es todo lo que amamos de Jackie Chan, no más, y eso se siente bastante en la película. No es mala, para nada, es bien divertida, y hasta educativa, pero es una fórmula que no sorprende. Cumple con su objetivo de divertir, pero no más, aunque a la larga eso es lo que importa. Es lo que llaman una película palomera, para comer maicito, ir a reírse con la novia o el novio y recordar algún día que se vio un crossover de Rush hour, Jackass y un documental del departamento sinomongól de turismo. Véala, no se va a arrepentir, pero tampoco va a cambiarle la vida (porque ese tampoco es su objetivo).

Calificación: 3/5

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario