Revista El Muro

Hablamos con la autora Dianne Gothly, una joven escritora de Medellín que con pasión y esfuerzo acaba de publicar su novela Skyden, una obra hija de la perseverancia y el esfuerzo.

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

Diana Sierra/Dianne Gothly. Foto proporcionada por la escritoria.

Un paquete rojo llegó a la ciudad de Medellín en el último fin de semana de julio del 2017. La destinataria era Diana Sierra, una joven de cabello azul. El remitente, Ediciones B, la importante editorial. Diana, mejor conocida por el pseudónimo Dianne Gothly, sentía nervios de abrir el paquete. No era para menos, pues en esa bolsita roja estaba la cristalización de uno de sus grandes proyectos de vida: Skyden, su primera novela publicada, que estará disponible en librerías a partir de agosto de 2017 bajo el ya mencionado sello editorial. Una novela hija del esfuerzo, la perseverancia y la templanza para enfrentar cualquier adversidad y frustración.

Dianne es diseñadora de vestuario, pero desde pequeña sintió gran amor por la lectura y la escritura. Durante sus estudios universitarios cursó algunas materias relacionadas con dramaturgia y composición literaria, pero no fue hasta que se graduó que decidió atreverse a participar en un concurso en el que, aunque no ganó, vio que podía escribir, que servía para eso. Siguió preparándose y estudiando para obtener herramientas que le permitieran adentrarse en el mundo de la literatura infantil y juvenil, además de conocer un poco mejor el mundo editorial, que no es tan sencillo como parece.

Su pseudónimo, por ejemplo, tiene que ver con esos conocimientos adquiridos. Dianne Gothly se debe a que, primero, no quiere ser confundida con la diseñadora Diana Sierra, y segundo, al apellido de su familia en el videojuego “Los Sims”. Pero también sucede que muchos lectores en nuestra cultura reciben más los libros de escritores estadounidenses y europeos que los de los latinoamericanos, a quienes en ocasiones ni siquiera leen, por lo que resulta mejor usar este pseudónimo para el mercadeo.  Y quien crea que eso son exageraciones, que el que lee es más culto, que eso son bobadas… que recuerde por qué J. K. Rowling no usa su nombre de pila para firmar.

Contraportada de skyden, arte de Marta fernandez y Hache Holguín

Su opera prima, “Skyden”, nació cuando en un curso de inglés le pidieron inventarse un país, una idea que le gustó tanto que la desarrolló a fondo. Así nació “Paradise Dreams”, un lugar de fantasía dedicado a las artes,  en el que hay cinco ciudades, cada una especializada en un área artística: Cristal Castles, Metal Palace, Wooden Forest, Silver Seas y Silk Flowers. En ese contexto, creó una historia de amor a distancia buscando ser objetiva y mostrar los pros y contras de ese tipo de relación.

Un punto clave en el diseño de sus personajes es que decidió escaparse de los clichés de la literatura juvenil: ni Aiden es un rompecorazones que en el fondo es muy sensible, ni Skylar es una niña tonta que necesita ser rescatada. Son personajes que creó como personas maduras, que no tienen una relación destructiva que termina siendo romantizada y en el que el amor se plantea de una forma diferente, de una pareja que se apoya en vez de destruirse. En resumen, creó el tipo de personas que pueden mantener ese tipo de relación. Así mismo, decidió que sus personajes secundarios tuviesen también una personalidad e historia definidas y que no fueran un mero relleno. Y para reforzarlos, usó a personas reales para crear un “Dream cast”, personas reales que se parecen a como imaginaba a los protagonistas de su libro, que fueron reinterpretados por los ilustradores de Wam Design.

 Así mismo, se esforzó por crear descripciones en los que la naturaleza y la arquitectura, lo natural y lo humano, conviven en armonía, porque cree que la urbanización nada tiene que ver con la destrucción de la naturaleza. Buscó, a partir de paisajes y escenarios reales, de una vasta investigación, que su Paradise Dreams fuera realmente un paraíso. La historia se sitúa en Dublin, Otawa, Valencia y Barcelona además de Paradise Dreams.

Wooden Forest
Imagen: Wam Design
Silk Flowers
Imagen: Wam Design
Metal Palace
Imagen: Wam Design
Cristal Castles
Imagen: Wam Design
Silver Seas
Imagen: Wam Design
Skylar
Imagen: Wam Design
Aiden
Imagen: Wam Design

Sin embargo, al no pasar en el concurso, se decepcionó y la historia de romance y fantasía de Skylar y  Aiden quedó en un cajón del que muy pocas veces salió para ser leída. No fue sino hasta el 2016 que la idea revivió con más fuerza. Por consejo de un amigo y tras regresar de un viaje a Bogotá en el que las cosas no funcionaron bien, decidió abrir “instantes etéreos”, un blog en el que subió los primeros capítulos de su texto.

Paralelamente, el ingreso a la editorial fue también un gran proceso. Corrió por ferias, envió manuscritos y se presentó a varias editoriales independientes. Sin embargo Ediciones B era su primera opción, pero a la vez, su sueño imposible: Aunque les pasó el libro, no obtuvo respuesta, después de todo, las editoriales reciben cientos de propuestas, y más durante la Feria del Libro de Bogotá. Finalmente, en 2016 tuvo una cita con Alfonso Carvajal, editor de B, en la que le mostró todo lo asociado a Skyden, desde el texto (obviamente) hasta los contenidos asociados y el gran alboroto que estaba causando entre los blogueros y youtubers especializados. Un ruido que no sólo estaba sucediendo sólo en Colombia en ese momento. Así, llegó a la editorial que aunque admiró la calidad literaria del texto, se preocupó por la parte comercial: Dianne era una desconocida en ese momento y no sabían cómo impulsar el libro.

Pero eso no podría detener a la perseverante y terca joven. Dianne, imparable, decidió empezar ella misma a impulsar la parte comercial del libro, convirtiéndolo en una experiencia más que una lectura. Así, creó elementos como cartas de aceptación e invitación a Paradise Dreams personalizadas para cada lector, pines, visas y muchas cosas más. En ese momento, sus únicas lectoras fueron las youtubers Kyoko y Juliana Zapata, quienes la apoyaron con videos de reseñas y Unboxing. La idea fue tan original que una librería de Bogotá decidió entregar el libro con una beca de estudios, visa para el país imaginario y muchos elementos más que le dan vida al texto y lo convierten en algo más, particularmente cuando Bookcity y la autora se han encargado de personalizarlos, un trabajo conjunto de artistas que la apoyaron para dar una gran sorpresa a quienes lo reciban.

 

Tras crear esos elementos extra, se decidió a iniciar un tour literario. Diagramó e ilustró su libro para imprimir la única copia que los costos le permitían. Así, con el apoyo de la bloguera Claudia Santamaría lanzó una convocatoria para elegir a sus lectores,  y habló con algunos blogueros y youtubers. Filtró entre los más interesados y cercanos al género y la historia para enviarles el libro junto con una agenda en la que podían escribir sus impresiones además de frases, sueños, ideales y demás… todo para saber en qué ciudad de Paradise Dreams podrían llegar a vivir. El texto recorrió el país junto a los regalos que se enviaban entre lectores y terminó apenas hace un par de semanas, ganando un gran renombre en su recorrido.

Y durante ese proceso, vino la edición del libro. Allí, un ojo externo y profesional le pudo ayudar a cortar las cosas que no servían, las incongruencias y demás cosas que no estaban bien formuladas. Por ejemplo, no había suficiente espacio para Paradise Dreams, el país fantástico al que no se le hacía suficiente justicia. Eso le implicó hacer muchísima investigación para reforzar la descripción de las ciudades reales que inspiran los espacios en los que se desarrolla la trama, lugares en los que aunque no ha estado, recorrió gracias a una aplicación de mapas y vista callejera de Internet. Y tanto cambió que hasta, para hacer tributo a la persona que realizó los diseños, la incluyó en la historia. Sin embargo, a pesar de los cambios, la esencia de la historia es la misma.

La crítica ha recibido muy bien el libro. Y aunque no falta el que haga un comentario malintencionado, las objeciones a la primera versión se centraban en la edición, algo que cambió gracias al trabajo de Ediciones B. De resto, por ahora, durante esta semana en la que las primeras copias empiezan a circular, quienes la siguen en sus redes habrán visto la inmensa felicidad que esta joven de cabello azul está viviendo, pero también la consciencia de lo mucho que falta por hacer. Porque realidades hay muchas, pero sueños aún más, primero, un libro, y ojalá algún día una película inspirada en su trabajo.

Dianne solía ser una persona pesimista y sin mucha fe en sí misma, con pavor de la crítica. Pero Skyden le enseñó a hacer las cosas con pasión y a no desistir, algo en lo que pensó incluso cuando ya era completamente imposible hacerlo. Aprendió que su peor enemigo era ella misma, y que ni de sí misma se podía dejar derrotar. Que la clave está en aferrarse a eso que la mantiene a flote, en su caso, la literatura.  Porque en últimas, Skyden no es sólo la historia de cómo Skylar y Aiden siguen sus sueños, sino de cómo la mismísima Dianne, con temple y sin tirar la toalla a pesar de haber desfallecido varias veces, siguió los suyos.

Los dejamos con el booktrailer

Para saber más sobre Skyden, visita a Dianne en

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario