Revista El Muro

Te presentamos Skyden, la Opera Prima de la joven escritora Diane Gothly (Diana Sierra)

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

No soy fanático de los libros de moda o temporada. Creo que tengo esa romántica, estúpida y prejuiciosa idea de que la verdadera calidad artística se da en el underground. Es estúpido, pero creo que eso hubiese evitado que me acercara a un muy buen libro: Skyden, de la escritora nacida en Medellín Diana Sierra, que escribe bajo el pseudónimo Diane Gothly por motivos comerciales que ignoraré en este texto. Un libro muy fácil de encontrar en las góndolas de novedades y recomendados de las grandes librerías del país, esas a las que me creía alérgico, pero a las que después de leer Skyden, les daré otra oportunidad.

Skyden es la historia de dos jóvenes que se conocen por una red social que no es Tinder, sino Imagynart, un espacio de encuentro para artistas de toda clase. Skylar es una jovencita canadiense sueña con ser bailarina y fotógrafa, mientras que su amigo Aiden es deportista extremo y sueña con trabajar en el mundo audiovisual. Chatean cada noche mientras cada quién sobrevive a su manera el despecho y se preparan para viajar a estudiar un semestre en Paradise Dreams, un país-escuela de artes para el que ambos resultaron becados y donde por fin se van a encontrar.

La novela se cuenta jugando con los puntos de vista de ambos personajes: los capítulos cortos cambian el enfoque para centrarse en Skylar o Aiden y así narrar las emociones de ambos personajes. La historia está atravesada por la música (hasta lista de reproducción oficial en Spotify tiene) y en el anverso del libro hay una colección de fotografías e ilustraciones de cómo se imaginó Sierra a sus personajes, además de elementos referentes a la historia, como una lista para llenar con cosas qué hacer antes de morir. El libro tiene un total de 455 páginas de texto más los anexos y fue editado por Ediciones B.

Skyden tiene elementos muy destacables, los personajes, por ejemplo. La verdad, Skyden me parece una adolescente tonta y Aiden un baboso falto de carácter que realmente necesita una patada en las posaderas para ver si se da cuenta de que está vivo. Pero si se pueden desarrollar ese tipo de opiniones sobre los personajes, significa que están muy bien construidos. Así mismo, la protagonista no es la princesita que necesita que la rescaten, sino que es una mujer fuerte, con carácter a pesar de lo adolescente de su comportamiento. Son una pareja unida por sus inseguridades y soledades mutuas, pero al menos no construyen una relación nociva, de poder y dominio, como tantas que se ven por ahí y con que educamos a la nueva generación. El mensaje sobre construcción de relaciones es muy interesante y está más allá de las modas psicológicas y los clichés comerciales.

Lee acá nuestra entrevista con la autora

Destacan además las ilustraciones: un buen esfuerzo por hacer que el libro no se sienta génerico, sino que tenga un alma especial (aunque me desaniman los textos en la portada, arruinaron una obra de arte… ¡libros de temporada!). Por otra parte, Sierra desarrolló un impresionante trabajo de investigación. Soy poco amigo de las descripciones, pero Sierra logra llevar al lector al mundo de Skyden, hacerlo sentirse caminando por las calles de Barcelona, en un teatro en Venecia o en un bosque en Islandia gracias a lo vívidas de sus imágenes. Sin duda, un trabajo de investigación destacado  en arquitectura, moda y ballet. Un ejemplo a seguir impuesto por esta novel escritora.

Eso sí, el libro exige tener conocimientos de arquitectura y moda, en tanto la autora habla de estos temas con suma naturalidad, y al menos yo, aún no sé qué changos es un maillot. Y bueno, además, hubo momentos donde sentí a los protagonistas bastante latinos, colombianos. No sólo por alguna expresión que se haya colado, sino por sus actitudes: los latinoamericanos somos cálidos, ruidosos, las personas en esas latitudes (aunque creo que no en Irlanda) no lo son. Es un espíritu tropicalongo que siento por ahí colado de cuando en vez.

Pero más allá de eso, es un libro muy bonito. En cierta medida, es como para vomitar arcoiris por lo romántico que puede llegar a ser, aunque no por ello se sienta como una historia rosadita llena de unicornios esponjosos. Personajes bien construidos, descripciones sólidas de paisajes oníricos y una buena historia  que logran que, aunque es un libro juvenil, sea legible por personas mayores. Es un buen libro para adolescentes y jóvenes adultos, con un mensaje fuerte sobre el amor propio, las relaciones nocivas y la construcción de una pareja. Una historia sólo apta para personas que se quieran arriesgar a soñar y no le tengan miedo a amar. Vale la pena tenerlo para conocer el punto de partida de la carrera de una gran promesa de la literatura colombiana… y para volver a creer en el amor.

 

                              

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario