Revista El Muro

Te presentamos dos de las biografías que circulan actualmente en el mercado sobre Soda Stereo y su vocalista, Gustavo Cerati.

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

Imagen: Me Gusta Leer Colombia

Sobre Soda Stereo se ha escrito y se escribirá mucho. No es  gratis, puesto que son vistos por muchos como la agrupación más importante del rock latinoamericano, la que demostró que se podía cantar ese género en español. Y creo que no hay nadie que pueda realmente decir que no creció escuchándolos en mi generación, e incluso en las siguientes.  Por Soda hubo en los 80 un fenómeno llamado “Soda-manía”, tiempos en los que recibieron un tratamiento de rockstar al nivel de los Beatles. Tal vez lo sean, tal vez supieron estar y tocar lo que debían tocar en el momento indicado. El caso es que en 2017, gracias a Cirque du Soleil y su montaje “Sép7imo día, No descansaré” (click para leer nuestra opinión del show), la Soda-Manía ha revivido, creando una burbuja en el tiempo como la que se vivió hace 10 años con la gira “Me verás volver”.

Acompañando a esa manía, en este momento se encuentran en el mercado dos libros que aunque refieran a lo mismo, son bien diferentes en cuanto a estilo e incluso a contenido. El primero, “Soda Stereo, la biografía total” de Marcelo Fernandez Bitar, y el otro “Cerati,  la Biografía” de Juan Morris, refieren a la carrera de la mítica agrupación y de su carismático líder, Gustavo Cerati. Es de creerse que ambos son iguales, pero no hay nada más alejado de la realidad: son libros muy diferentes y casi que apuntan a públicos distintos.

Ambos libros son muy interesantes. Bitar da una visión desde adentro del manejo, equipos, desiciones y movimientos de Soda Stereo y su equipo, de cómo tres “pibes” que se reunieron para dar su primer concierto a unos metros de donde todo terminó, de esas fechas en el estadio de River donde se pronunció la muy famosa frase “Gracias Totales”, antes de la burbuja en el tiempo y de Sép7imo Día. Es una visión de la empresa que fue Soda, de su música, su profesionalismo y seriedad desde el principio, mostrando al lector cómo con mucha creatividad pero también seriedad, se construyó la empresa rockera más grande de américa latina.

Morris, por su parte, presenta una versión íntima de la vida de Cerati e indirectamente de la banda: sus alegrías, sus miedos, sus adicciones. Incluso, ayuda a entender el sentido de algunas canciones, como que cuando Cerati vivía en el 4B su esposa de ese entonces se a pasaba haciendo fiestas, o que haya vivido una tormentosa historia de amor en un apartamento con cúpula. Incluso, sobre Argos, el súper héroe que inventó en us infancia y que luego protagonizó su clásico “En la ciudad de la furia”.

Morris habla de un rockstar que seguía siendo demasiado humano, de  su tendencia a refugiarse en casa de su madre, de lo enamoradizo que era Cerati, sus infidelidades y miedos, además de la progresión hacia una temprana vejez que competía con la idea de la juventud eterna del rock. Con un estilo amable y casi en tono de novela, Morris nos presenta al Cerati que sólo vivían (y sufrían) sus más cercanos. Ambos libros pertenecen a la casa Penguin Random House bajo el sello debate y vienen con ilustraciones e imágenes que permiten ver la evolución estética de la agrupación y de la vida de Cerati, según sea el caso.

Imagen: Me Gusta Leer Colombia

Es interesante ver cómo anécdotas e historias que no se profundizan en uno, aparecen en el otro. Por ejemplo, aunque ambos tratan mucha anécdotas de los tiempos de la Soda manía, Bitar muestra más episodios, pero Morris lo trabaja más a fondo. Ambos son un recorrido por la vida y obra tanto de Soda Stereo y Cerati. Mientras Morris empieza por el fin, por los últimos días conscientes del rockero argentino y acaba con su muerte remontándose a la vida de sus abuelos, Bitar empieza por la historia de los grupos de esos dos compañeros de facultad que un día ficharon al pretendiente de la novia de uno de ellos para formar una leyenda del rock latino.

El libro de Bitar, puede criticarse, es un tanto frio, por así decirlo. Al ser una biografía de la banda, no se enfoca en la personalidad de sus integrantes, peor a veces esa intromisión en la vida personal es importante: por ejemplo, poco se dice sobre una de las razones de la separación en 1997 y se atribuyen a “fricciones”, que Bitar explica contando que Gustavo empezó a salir con una  novia de Charly, y que dejó todo tirado para irse a Chile a vivir con su esposa, a cuyos brazos corrió tras cortar con esa novia de Charly a la que tuvo en gira con la banda (y con Alberti) durante dos años, ni de la figura de Melero, que fue decisiva para las molestias y separación.

Así mismo, no se habla de prácticas comerciales de la banda que no parecen del todo sanas y que Bitar apenas insinúa(en particular, pagarle a los músicos por los ensayos)… Para nada estoy diciendo que sea un trabajo incompleto, por el contrario es sorprendentemente riguroso, pero con omisiones importantes y que en últimas, al limitarse a ser de la banda, oculta algo importante: a Cerati, Bosio y Alberti. También sorprende lo poco que se habla de Adrián Taverna, amigo de la banda y que trabajó con ellos por años, e incluso acompañó a Gustavo en su convalecencia y a Bosio y Alberti en la producción musical e Sép7imo Día.

En cuanto al de Morris, voy a empezar con una ñoñería: la impresión está torcida, al menos en mi ejemplar. Eso me molesta, y mucho, y la editorial, siendo una de las más grandes del mundo, debería ser muy cuidadosa con eso.  Pero más allá de mi psicorigidez, al libro de Morris se le puede criticar su objetividad: Él nunca entrevistó a Cerati, sino a su familia y algunos cercanos. Incluso, Benito, hijo de Cerati, dijo que el libro estaba lleno de imprecisiones y mentiras. Así mismo hay detalles de redacción, párrafos repetidos y demás, que molestan: las ideas tienden a repetirse al punto de hacer llegar perder un tanto al lector. Y abundan también algunos usos gramaticales argentinos que no son correctos, como “lo vio a Gustavo”… eso no se dice en el español internacional.

Pero más allá de eso, ambos libros acaban por complementare uno al otro. Se puede tener una visión general de la historia de Soda Stereo a partir de los dos, aunque cada uno por sí mismo sea suficiente. Son lecturas que recomiendo a los fans de Soda y a los que no, en tanto dan una visión general del panorama rockero argentino durante los 80 y 90, poniéndolo en contexto comercial, social, político y personal, elementos que necesariamente van ligados a la construcción de las canciones, aunque muchas veces se crea que no. Recomiendo leer ambos libros para entender a ese trio que cambió el panorama de la música en la Argentina y América Latina. Léalos, no espere una eternidad para conocer mejor a Soda.

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario