Revista El Muro

Te presentamos el esperado nuevo álbum de la importante e influyente agrupación colombiana.

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

Tras siete largos años, Sidestepper vuelve a lanzar un trabajo de estudio. Siete años desde que su buena vibra nos dejó los últimos acordes del sonido electrónico de la agrupación. Liderados por el talentosísimo Richard Blair, figura tan importante en la música reciente de Colombia, Sidestepper son Teto Ocampo, Erika Muñoz, Edgardo Garcés, Juan Carlos Puellos “Chongo” y Hernán Teherán “Batatica”,  y en este álbum además participan viejos amigos de la casa, como Pernett, Goyo, El Callegüeso o Andrea Echeverri, entre muchos otros grandes, formando parte incluso de cortes que no salieron en la selección final. El trabajo fue mezclado, grabado y producido por Blair en los estudios San Miguel. El arte es de María Cardona.

 Y aunque a muchos pueda que no les suene el nombre, pertenecer a Sidestepper no es cualquier mogolla: por allí han pasado varios de los nombres pesados del país, allí ha hecho coros Andrea Echeverri, han cantado Pernett, Goyo… Es una de las agrupaciones más importantes del país y que en gran medida ayudó al reposicionamiento en el mercado de los sonidos tradicionales caribeños-no-vallenateros en Colombia. Eso, además de ser una importante influencia para muchos músicos jóvenes que siguieron los pasos de Blair y su combo.

A mí no me gusta el término “World Music”. Me suena raro, como si nuestra música, o la del áfrica o la del centro de Asia fueran una cosa rara, de coleccionista y conocedor y no algo que puede animar cualquier parranda en Barranquilla o Kuala Lumpur. Pero ese término es el que mejor define a “Supernatural Love”: Música tan llena de matices y sonidos distintos, tan anglo como caribeño, que uno se ve forzado a decir que es música del mundo, con todo y lo grande que resultan esas palabras. Es un sonido Pan Caribe, como lo describe Blair, lleno de sonidos de ambos lados del charco, que a pesar de lo latino suena inglés. Sonidos que buscan, según Blair, la raíz común para crear un nuevo “Country universal”.

coverss

Portada de Supernatural Love

La historia tras el álbum es bien simpática. Blair, en 2009, estaba aburrido de hacer sonidos electrónicos que acabaron por volverse la norma mainstream. Quería ensayar algo nuevo y decidió probar con palmas y tambor alegre. Creó una carpeta en su computador para guardar la nueva música y la llamó 2014, esperando lanzar el álbum el año pasado. Aunque se demoró un poquito, la espera valió la pena. Supernatural love es un álbum sencillo, básico en cuanto a sonoridades, pero rico en cuanto composiciones. En su sencillez radica su éxito: una sencillez llena de riqueza y de humildad, una sencillez como la del amor, que con poco puede dar todo, porque como lo deja muy claro el disco, la música es amor.

Supernatural Love es un trabajo que se siente introspectivo, hecho para rumbear pero para estar tranquilo, sin excesos ni excentricidades a pesar de que incita a mover cada músculo y cada hueso de cualquier anatomía. Se siente muy caribe, pero es tan tranquilo que incluso el baile se hace opcional. Sonidos relajantes que igual permiten pararse a bailar o ambientar una cena a la luz de las velas. Sonidos amorosos con el oído y el cuerpo que verdaderamente muestran no una madurez musical, sino un nuevo comienzo para Sidestepper. Sin caer en lo repetitivo, llega a sentirse como una sola canción con 11 partes, un organismo vivo musical formado por la suma de sus partes que, aunque cada una tenga vida propia, viven mejor en comunión. Es difícil decir que sea mejor o peor que los demás álbumes de Sidestepper. sencillamente es diferente. Pero es, si se me permite la palabra, mucho más cercano al espíritu que los otros.

 Es un álbum que vale la pena tener no sólo para ver el regreso de una de las agrupaciones más importantes el país, sino para disfrutar de esos particulares sonidos en los que la armonía y bacanería interiores se expresan en la composición y se transmiten al público. A pesar de ser bastante distinto a otros sonidos de Siestepper, sigue teniendo la peculiaridad de enseñar el alma de Blair y sus compañeros, aunque ahora sin computadores de por medio. Y todo porque la música es amor, el mismo que transmite cada corte del álbum.

Nota. unaestrellaunaestrellaunaestrellaunaestrellamediaestrella

Nota. Hasta mañana 21, este álbum estará siendo co-financiado en Uonset. Aún quedan muchos premios, entre ellos, el acceso a la versión digital del álbum. La misma que está en la cabecera de esta nota, pero también copias físicas, camisetas, fiestas privadas y muchos más premios que puedes recibir si ayudas a la masterización del álbum. Visítalos en Uonset.

 

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario