Revista El Muro

Eso asegura un estudio conducido en Austria.

Un nuevo estudio conducido en la universidad de Innsburck y publicado en el Journal Appetite, Austria, por la Doctora Christina Sagioglou analizó el gusto de  953 personas (52% hombres, 48% mujeres), con 35,6 años de promedio de edad, por medio de dos estudios diferentes, en los que las personas describían sus preferencias alimentarias en una escala de uno a seis con sabores como chocolate, tocino, vinagre, o los rábanos, y luego a llenar test de personalidad que incluían los “5 grandes de la personalidad” (extrovesrión, afabilidad, confiabilidad, estabilidad, cultura) , agresividad, maquiavelismo, narcisismo y sadismo del día a día..

¿y el cafecito? imagen desde vectorgods.com bajo licencia CC 3

¿y el cafecito? imagen desde vectorgods.com bajo licencia CC 3

Como cuenta The Independent Los investigadores descubrieron que quienes prefieren el café o el agua tónica, y en general los sabores amargos, son más propensos a conductas maquiavélicas, narcisistas, y sádicas, y particularmente a esto último, a disfrutar del dolor del prójimo. Esto, por supuesto, no indica que todo quien tome su cafecito bien negro o le gusten los rábanos es un psicópata, pero sí que hay una fuerte correlación entre ambas cosas. Según Metro, dice la Doctora Sagliogou que  esto puede deberse a disfrutar sabores amargos puede ser “una montaña rusa en la que la gente disfruta cosas que producen terror.

¡Momento! ¿y entonces la cerveza?

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario