Revista El Muro

 

Por: Mauricio Moreno

director@elmuro.net.co

Thor: un mundo oscuro es la segunda entrega de la saga de historias del hijo de Odín que viene a la tierra a aprender de humildad y la Séptima de la serie “Los vengadores”, héroes del universo cinematográfico Marvel y su primera fase. En esta ocasión, El dios nórdico del trueno (Chris Hemsworth) debe enfrentarse a los elfos oscuros que en cabeza de Malekith (Christopher Eccleston) quieren devolver la oscuridad al universo aprovechando una especie de alineación planetaria que se presentará entre los nueve reinos. Para esto, cuenta con el apoyo de su ejército y en particular de un monstruoso guerrero llamado Kurse, que resulta ser prácticamente invencible.

En Midgard (la tierra), Jane Foster (Natalie Portman) intenta seguir con su vida tras haber sido abandonada por Thor, pero en lugar de eso encuentra una serie de agujeros interdimensionales que la llevan a encontrar y ser poseída por el Éter, el arma secreta que Malekith va a utilizar para su conquista. A pesar de los esfuerzos de los Asgardianos, Foster jamás logra recuperarse y la tierra de Odin es atacada por los elfos oscuros provenientes de Svartalfheim, en un intento por raptarla, obligando a Thor a pedir ayuda a su hermano Loki (Tom Hiddleston) para poder salvar lo 9 reinos de la oscuridad eterna.

Pero tranquilos, que realmente basta con saberse el nombre de Thor,  Loki y Jane Foster sin perderse demasiado entre los heims y los gards.  En efecto, los nombres de los 9 reinos confunden  al igual que los de los personajes, pero eso no es negativo en una historia que aunque es buena, no es tan buena como otras películas del universo Marvel. En efecto, la historia no es un drama psicológico tipo Iron Man 3, pero tiene buen contendido. Eso sí, en ocasiones se vuelve confusa por la cantidad de nombres complicados relevantes para la historia y el poco tiempo para asociarlos con un rostro, y es difícil responsabilizar por eso a alguien.

thoribio

Aunque la historia, insisto, no sea la mejor de la saga, es interesante y llena del humor que ha caracterizado las películas de los Avengers. Los efectos son bastante limpios y el 3d es muy bueno, haciendo que una historia de dioses que tiran martillazos y andan en canoas voladoras se haga creíble. El verdadero lunar de la historia, creo, radica en su guión, no porque sea malo, sino porque exige procesar gran cantidad de información en muy poco tiempo. Tal vez sea más sencilla de entender a la segunda, cuando ya al menos se sepa quién es quién. Así mismo, salvo por un par de referencias, la aparición del Capitán América y el hecho de que Loki empiece la pelicula en la cárcel, no hay rastros de SHIELD ni de la batalla de Nueva York que liguen esta entrega al resto de la fase 1 de Marvel (lo cual puede ser bueno para un primíparo de las cintas). Lo Más destacable es el nivel actoral, en particular de la encarnación que Hiddleston hace del dios de las travesuras y los engaños (Loki), aunque como de costumbre con la saga del universo Marvel, la nómina actoral se destaca por su enorme calidad.

Definitivamente, es una película que vale la pena ver,  y más si se hace en 3d. No sólo para entender la continuación de la historia de The Avengers, sino para ver algunos elementos que probablemente serán parte de las entregas de la fase 2 del universo Marvel (Guardianes de la Galaxia y Los Vengadores 2). Es una película disfrutable con mucha acción, giros que marcan la historia de los vengadores  y una buena cantidad de drama y humor. Es una buena manera de pasar 2 horas viendo a un Thor que se ha hecho más sabio que su padre, un Loki que muestra su lado sentimental y humano, una Frigga que se convierte en inesperada heroína  y una Jane Foster que casi logra ser algo más que un lindo florero en la película (no por la actuación de Portman, sino por la debilidad del personaje… si se le hubiese descargado el teléfono, su papel hubiese sido mínimo).

Ñapa de las escenas poscréditos: hay dos, una en la mitad de los créditos que presenta a un nuevo villano llamado “El Coleccionista” e interpretado por Benicio del Toro e introduce una nueva entrega del universo Marvel, “Guardians of the galaxy”. La escena porscréditos es bonita y graciosa, pero aunque pueda dar algo de información sobre el desenlace de la película, no aporta mucha información relevante a la trama. Pero si los rumores son ciertos, el desenlace de la película y estas escenas convierten a esta película en un importante eslabón que conecta la fase 1 (Vengadores para atrás) y la fase 2 (Iron Man 3 en adelante) del universo Marvel.

Imagen central tomada de Marvel.com/Thor

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

una opinión¿quieres decir algo al respecto?

Deja un comentario