Revista El Muro

 

Por: Margarita Forero

Las ideas sobre las que esta basado este escrito, fueron tomadas de  un video de Rodrigo Fernandez que llegó a una de mis redes sociales en medio de un cierre de informe laboral, de aquellos en los que estoy en una carrera contra el tiempo, para tratar de cumplir con los plazos límite.

Frecuentemente cuando está próxima una entrega, ya sea un informe, la tesis, una capacitación o incluso la preparación de una fiesta, viene la ansiedad, el estrés, el arrepentimiento y la culpa por no haber organizado bien las cosas, por no haber programado eficientemente el tiempo, por haber permitido más espacios de ocio de los necesarios o por dejarse llevar como una ola por las redes sociales.

Usualmente esa falta de organización, o excesso de trabajo, trae consecuencias como: tener menos contacto con la familia, reducir las rutinas de ejercicio físico y alimentarse mal entre otras, consecuencias que lo pueden conducir a uno a sentirse infeliz. ¿Le suena a algo común para usted?, ¿quisiera cambiarlo? Si es así, esté atento a las siguientes recomendaciones para maximizar su tiempo:

1. PRIORICE.

Haga una lista de todas las cosas por hacer: pagar cuentas, realizar chequeos médicos, celebrar cumpleaños, etc., y organícela en orden de importancia.

2. CONCÉNTRESE.

Realice una tarea a la vez. Dedique 25 minutos para hacerla enfocado, evitando los distractores como el correo, chat, tv, twitter/Facebook, etc., pues cualquiera de estas actividades va robando su tiempo y usted ni lo percibe. Luego tome 5 minutos de descanso. Va ver lo productivo que resulta.

3. DELEGUE.

Para que la delegación sea efectiva, tómese un tiempo para enseñar a las personas cómo deben hacer lo que usted necesita que realicen.

4. APRENDA A DECIR “NO”.

Usted puede ayudar a otras personas en el momento en que tenga tiempo disponible, de lo contrario, va a incumplir con aquello a lo que se comprometió ayudar o con su propio trabajo. Decir “No” puede ser difícil, pero practíquelo, muchas cosas se pueden convertir en hábito, si le parece imposible, diga “Sí”, pero de manera consciente salga de la respuesta automática.

5. SEPARE UN TIEMPO PARA USTED.

Tome un tiempo para no hacer nada si eso le da placer, evite seguir el modelo de ser productivo todo el tiempo; a veces se requieren tiempos de ocio para ser creativo. Una persona más feliz es más productiva.

6. ORGANÍCESE.

Al final de la semana organice lo que debe hacer para la próxima y evite olvidar aquellas cosas importantes.

7. NO PROCASTINE.

Si debe hacer algo, no lo deje para después, tener el pensamiento en algo que podría hacer ahora pero que está aplazando le va robando energía.

8. ESTABLEZCA PLAZOS.

Una tarea que podría ser realizada en un mes, sin un plazo definido puede prolongarse hasta seis meses o no terminarse nunca.

***

clock

 

Posiblemente usted conoce estas herramientas, y en algún momento las ha practicado sin resultados efectivos, por lo que vale la pena preguntarse “¿Qué estoy haciendo mal?”.

En mi experiencia he percibido que si esos cambios no se realizan desde adentro para lograr un profundo propósito en nuestras vidas, difícilmente la técnica va a ayudar. Evalúe si usted está intentando lograr disciplina pero no tiene un propósito, si detrás de lo que está realizando existe el miedo o hay un duelo no elaborado, y aprenda a reconocer cuándo es más productivo. No todos correspondemos a los horarios establecidos culturalmente (8:00 – 5:00). Algunos somos creativos en las horas de la noche, otros a la madrugada. Incluso los ciclos de productividad entre los hombres y las mujeres son distintos, pero esto es tema de otra discusión.

Para finalizar el conferencista propone algunos ejercicios que practicados diariamente podrían ayudarlo a conectar de manera consciente con esa parte de su interior que sabe profundamente que hay razones pequeñas o grandes para ser feliz:

          Hacer tres agradecimientos

          Escribir una experiencia positiva (ya que el cerebro revive momentos de felicidad)

          Meditar

          Practicar actos simples y aleatorios de bondad, de manera consciente (saludar amablemente, elogiar un amigo)

          Reforzar lazos afectivos.

Fotografía central de Krystn Palmer Photography. Reproducida bajo licencia Creative Commons. Tomada de http://stephenclulow.files.wordpress.com/2012/05/clock.jpg

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario