Revista El Muro

Alvaro Vanegas se puso en la tarea de escoger algunas de las mejores películas de 2014 y algunas otras que no pasaron el parcial. Compartimos sus recomendaciones

Con Mauricio, (dueño, gerente, principal accionista y jefe de esta revista), habíamos hablado de hacer dos listas de películas, una con las buenas y otra con las malas, pero entonces empiezo a hacer el recuento y me doy cuenta de que sería muy largo y hasta dispendioso hacerlo, entre otras cosas porque, no nos digamos mentiras, es poco lo que leemos por internet a causa del síndrome de la inmediatez y otros factores que no vienen al caso. Por esto decidí, y espero que Mauricio esté de acuerdo, (si estás leyendo eso es porque sí lo estuvo), que lo mejor es restringir un poco la cantidad de trailers, que igual es solo cuestión de buscarlos en Youtube, y escribir una sola columna con todas las pelis de 2014, estrenadas en Colombia y que yo haya visto, que, para bien o para mal merecen —creo yo— ser nombradas. No estarán de acuerdo con varias, eso es seguro, así que los invito a que nos cuenten su opinión o callen para siempre mientras se cocinan en su indignación por no haber incluido entre las mejores del año ninguna de las pelis de Dago García, ustedes deciden.  Por cierto, por razones meramente prácticas, no incluyo en ninguna lista una película colombiana.

Empecemos con las buenas. (Según mi criterio, por supuesto).

La primera película este año que me dejó con la boca abierta fue Her de Spike Jonze, un guión que brilla por su originalidad, actuaciones espectaculares y una dirección magistral. Imperdible. También está Agosto, protagonizada por Meryl Streep, entre otros. Una película que no precisa de absolutamente nada más que de diálogos y actuaciones para quedarse para siempre en la retina de cualquier cinéfilo. Hace unos años vi una película alemana de zombis nazis, (es en serio), llamada Dead Snow, este año salió la secuela, no la he visto, pero en cuanto pueda lo haré, la primera es muy buena, créanme. En fin, sigamos con el listado. Nightcrawler protagonizada por Jake Gyllenhaal, duró muy poco en cines, pero es tremenda película. Por pura casualidad me encontré con Life of Crime, con Jennifer Aniston. Me animé a verla porque está basada en un libro de Elmore Leonard, quien escribió, por ejemplo, Jackie Brown, (el libro, no el guion), y la verdad es que fue una elección muy acertada. Es una historia contenida, con toques tarantinescos y un final perfecto. Vale la pena 100%. La siguiente la nombro con algo de reticencia, pero tengo que ser consecuente con lo que pienso, se llama The Maze Runner, la tradujeron como “Corre o Muere”, si no estoy mal, y es la mejor de todas estas distopías adolescentes que nos meten por los ojos cada dos días. Un ritmo vertiginoso, suspenso bien administrado y una ligera reminiscencia a la película canadiense “El Cubo”, ésta, seguro, será la más discutida de la lista, pero a mí me encantó. No he podido ver Book of Life, producida por su majestad Guillermo del Toro, pero alguien muy cercano me dice que es espectacular y yo le creo, así que nos queda de tarea. Prosigamos. Once años le tomó a Richard Linklatter finalizar el rodaje de Boyhood, una oda a la vida misma en la que nos damos el lujo de ver cómo crecen y envejecen, (en serio, nada de maquillaje, simplemente el tiempo que pasa),  los actores y nos cuenta sin  mayores pretensiones la vida de un joven desde que está en primaria hasta que llega a la universidad. Nada más difícil que retratar la vida como lo que es. Hermosa e imprescindible. Perdida, del casi siempre genial David Fincher. Un retrato de la maldad de la raza humana. Algunos dirán que la villana es “demasiado mala”, que esa gente no existe, yo les digo con conocimiento de causa: sí, existen. Algo larga pero no demasiado. Muy buena, otra muestra de la facilidad de Fincher para poner en pantalla esas personalidades tan “peculiares”. Interstellar, del súper taquillero Christopher Nolan, destinada a convertirse en un clásico de la ciencia ficción, en especial porque en este tiempo hay muchos que la han subestimado y eso siempre ayuda. Magnífica. Películas como Ninfomaniaca y Al filo del Mañana, —lo sé, dos títulos dispares, pero qué se le va a hacer— también merecen una mención especial, además de la monumental actuación del español Óscar Jaeneda en la biopic Cantinflas. Y para terminar con broche de oro, Relatos Salvajes del argentino Damián Szifron, el mismo que hizo la serie de TV “Los Simuladores”, de la cual, dicen las malas lenguas, también habrá película. “Relatos Salvajes” es una exquisita apología a la violencia, ni más ni menos, esa violencia tan aborrecible en la vida real pero que es tan rica de ver o leer en ficción cuando está bien contada y cuando, narrativamente hablando, está justificada. 6 historias aparentemente inconclusas, pero con un hilo conductor: todas muestran sin ambages hasta dónde puede llegar un ser humano común cuando se le somete a vejámenes y humillaciones.

Si continúas leyendo es porque te mueres por saber cuáles son las peores, el morbo del ser humano no tiene límites, y me incluyo, así que aquí están. (Insisto, es mi opinión, solo eso).

La pregunta que muchos nos hacemos, ¿por qué a grandes actores veteranos les da por actuar en pendejadas? ¿Pretenden probarnos algo? ¿Qué pueden hacer lo que les dé la gana tal vez? Pues en esta ocasión Gary Oldman estuvo en el bastante mediocre remake de Robocop. Aunque no es tan mala como la desafortunada Pompeya, esa sí que es un desperdicio de plata. Need for Speed ni siquiera me tomé el trabajo de verla, ya tenemos bastante con “Rápido y Furioso”, y cuando digo bastante quiero decir que ya nos sabe a popó, (momento de autocensura, la palabra era mierda, pero de pronto el jefe se molesta y me echa). Y ya que estamos en el momento del “¡Ya no más, por favor, ya no más!”, ¿qué me dicen de la segunda parte del reboot de Spiderman?, que alguien le diga al bobito este de Garfield que para superhéroes altaneros e irreverentes ya tenemos a “Ironman”. Siguiendo por esa línea, admito que no he visto completa ninguna de las dos Una Noche en el Museo, pero estoy seguro que una tercera parte es demasiado, es más, diez minutos de esa película ya es suficiente motivo para cortarse las venas. Continuemos. ¿Es necesario hablar de la segunda parte de 300? Excepto por el desnudo de Eva Green, muy ABURRIDA, sí, con mayúsculas, por otro lado, si vamos a imaginar a Eva Green desnuda, tenemos que hablar de Sin City 2, que decepción de película, sobre todo porque la primera fue un festival visual y narrativo, un deleite, pero ésta se quedó en lo mismo, solo que mal contada y con demasiados cabos sueltos.  Y para terminar mi género favorito, el terror, que, en términos generales, tuvo un año bastante malo, con una que otra excepción, eso sí. Líbranos del mal pasa raspando, pero Annabelle, The Devil´s Hand, El llanto del diablo o Actividad Paranormal: Los marcados, aunque con una que otra escena que medio vale la pena, son francamente malas. Lo que haríamos en Colombia con esos presupuestos, qué tristeza.

Seguro se me olvidaron varias en las dos listas, ofrezco disculpas desde ya.

PD: No he visto Locke, pero sé de muy buena fuente que es espectacular. Ya les contaré.

PD2: No quise incluir en la primera lista a la tercera entrega de los juegos del hambre. ¿Por qué? Pues porque no, y soy yo el que está escribiendo, pero siéntanse libres de insultarme por semejante despropósito.

Feliz inicio de año.

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

3 están hablando de esto¿quieres decir algo al respecto?

Deja un comentario