Revista El Muro

Crean un sostén que sólo puede desabrocharse por el “verdadero amor”

La tecnología se ha puesto al servicio del amor verdadero con este invento (diseñado por hombres) de la empresa nipona Ravijour. La idea es simple: ya que el amor es un sentimiento tan único y produce sensaciones y efectos en el organismo tan particulares, ¿por qué no detectar estas señales y enviarlas al celular para que el sostén pueda abrirse automáticamente? Así, sólo el beso (y la mano larga) del verdadero amor hará saltar el corazón y por ahí derecho la prenda basándose en la frecuencia carcdiaca de la chica que use el sostén.

El invento genera más preguntas que respuestas. Primero… ¿salta automáticamente? Es decir, ¿podría hacerse la realidad de la profecía del hombre que desabrocha sostenes sin tocarlos? ¿Y no sería eso perjudicial o al menos un problema si van por la calle y el sostén salta? ¿y si el personaje es el verdadero amor de más de una… saltarían sostenes por toda la habitación? E incluso, ¿qué hacer cuando no se quiere verdadero amor sino sólo hacer cositas que no recomendamos en esta revista hacer con nadie diferente de tu pareja estable y con todas las protecciones del caso?

Sin embargo, lo importante es que, como casi todas las cosas ridículas, este sostén fue inventado en Japón y ya está disponible para todas las que quieran tener en sus senos un cinturón de castidad que salta en cualquier momento.

Para que vean que es en serio, dejamos el video promocional

Información y foto via Buzzfeed

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario