Revista El Muro

Gastó unos 7.5 millones de pesos colombianos (2000 Libras) en calzones en un año

Curt Almond, un administrador de restaurante, enfrenta la bancarrota por su curiosa adicción a estrenar calzoncillos cada día. Todo empezó cuando un compañero sentimental usó por tres días los mismos calzones, lo que produjo tanto asco en Almond como lo habrá producido en el lector o lectora. Cuando  terminaron, y para superarlo, compró boxers nuevos y empezó a estrenar todos los días. “Llegué al punto de sentirme incómodo si no estaba estrenando”, dijo a The mirror.

Imagen: Mediavia. RTeproducida desde the mirror

Imagen: Mediavia. Reproducida desde the mirror

Racionalizó las cosas su poniendo que al estrenar diariamente, estaba siendo limpio e higiénico y no derrochador. Al llegar la temporada navideña, debió empezar a comprar calzoncillos navideños, y cuando no había ya dinero, usó de los baratos. Empezó a tener problemas de dinero, pues aunque volvió a vivir con su mamá al terminar con su novio y lo que ahorraba le servía para su adicción, ella empezó a cobrarle 100 libras de renta más, y por otro lado, tuvo que pagar una gran cuenta de seguro. Eso lo forzó a tomar otros trabajos para poder mantener su adicción y a preguntarse si era rara, tras ver que sólo le quedaban tres pares.

Imagen: Medavia. Reproducida desde The Mirror.

Imagen: Medavia. Reproducida desde The Mirror.

Gastaba aproximadamente 40 libras semanales (unos 150.000 pesos) en calzoncillos. “Veía un programa sobre hábitos raros y le conté a una amiga sobre mi adicción a los boxers, dijo que estaba loco y que no entendía por qué gastaba tanto en ropa interior”, dijo Almond a The Mirror. “Finalmente, vi mis finanzas y entendí que estaba gastando todos mis ahorros en topa interior, así que busqué la forma de liberarme de la compulsión”, como cuenta Metro. Tras un año, tuvo el valor de poner a lavar unos. Los sintió estirados e incómodos.

Deberíamos presentarle los de 3 en 10.000 que venden en Chapinero en la feria del brasier y el canzoncillo… si igual son para un solo uso….  La única pregunta que queda es si no se enloquecía teniendo etiquetas nuevas que pican todos los santos días…

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario