Revista El Muro

Su esposa y él demandaron a su anterior empleador por la situación

Richard Clem era  empleado de Case Pork Roll, lugar en el que sentía que desempeñaba un buen trabajo. Como cuenta The Huffington post, Clem entró pesando 190 kilos pero con una cirugía de

imagen bajo licencia CC desde Phronk.com

imagen bajo licencia CC desde Phronk.com

balón gástrico logró reducir unos 54 kilos. Esta importante pérdida de peso no llegó sola: Clem se enfrentó qa gases y diarrea incontrolables. Los síontomas del hombre de 70 años estaban cada día peor, hasta que en 2013 se consideró que estaban causando un “malestar significativo” en su lugar de trabajo. Thomas Dolan, presidente de la compañía, molestaba constantemente a Clem diciéndoles a él y su esposa que no podían tener una oficina con semejante olor y que los clientes se quejaban. Finalmente, Clem fue despedido por despedir gases el 28 de febrero de 2014.

Louann, su esposa, renunció el mismo día por el acoso y discriminación al que era sometido su esposo, de acuerdo con Nj105.com, y recientemente demandaron a la empresa por el despido sin causa justa. Pero como dijo David Köller,  abogado de Clem, los gases y flatulencias son la parte sexy de la historia: Clem sufre de obesidad, por lo que despedirlo a causa de uno de los problemas asociados a su condición es un acto de discriminación que se contempla en el “Acto para Americanos con Discapacidades”. Así, todo el matoneo laboral al que fue sometido será reparado, pues no será simplemente un pago, sino que se demandan capacitaciones para los empleados además del pago y el castigo.

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario