Revista El Muro

Literalmente: Sex bob sex bomb, you’re my sex bomb…

Un hombre en Pittsburg llegó a un banco, mostró un aparato con cables que le colgaba del cuerpo y amenazó con hacerlo detonar. Aron Stein, de 35 años, mostró una supuesta bomba al cajero y robó una cantidad desconocida de dinero. La policía inició la persecución y finalmente lo capturó, pero cuando encviaron el robot antibombas a desactivar el aparato, descubrieron que la tal bomba no existía: era un vibrador, tal como cuenta Metro News.

sexbomb1

El supuesto explosivo estaba compuesto por una caja, un teléfono, cinta negra y el vibrador. Stein, capturado tras la persecuisión, llevaba un maletín y el dinero en una bolsa de basura. Ahora enfrenta cargos por asalto agravado, robo, amenazar con el uso de un aparato de destrucción masiva y por posesión de una copia de un aparato de destrucción masiva., según NBC

El equipo antibombas decidió detonar el aparato junto con el maletín, no se sabe si por miedo a que fura una bomba o para que no se volviera a usar…

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario