Revista El Muro

Si, un IG nobel en entomología. Y sí, también lo picarón  “allá”. Y no, no es el sitio más doloroso

La entrega anual de los IG Nobel de 2015 se llevó a acbao en Harvard y premió, como todos los años, a las mayores innovaciones científicas que “primero hagan reír y luego pensar”. Es una suerte de homenaje humorístico que sirve para preparar para el Nobel y premia los estudios y descubrimientos más absurdos y divertidos, buscando motivar la investigación. Siempre hay mucho para ver, pero este año hay uno que llamó la atención de la comunidad: un hombre permitió que las abejas lo picaran en 25 partes del cuerpo para determinar cuáles son las zonas más dolorosas del cuerpo.

Imagen: The Mirror

Imagen: The Mirror

Michael Smith, de la universidad Cornell en Ithaca, Nueva York, permitió que durante 38 días, las abejas le picaran todo el cuerpo (si, incluyendo el pene) para definir en qué partes duele más la picadura. De acuerdo con The Mirror, el investigador señaló que el punto más doloroso es la fosa nasal porque es una reacción general del cuerpo, y no solo dolor… peor no, como dicen, porque en otras zonas existan mesclas de placer y dolor, “allá abajo” sólo hay dolor. También están entre las más dolorosas, las picaduras en el pene, escroto, palma de la mano, axila, labio superior y mejilla. Sin embargo, el premio fue entregado a él y a Justin Schmidt por crear el índice de dolor de Schmidt, que también realizó un análisis similar, pero con varios insectos. Por eso, con cariño y admiración, les dieron los premios en fisiología y entomología.

Otros premios interesantes son el de física, ganado por Patricia Yang, David Ho, Jerome Choo  y Jonathan Pham, que demostró que casi cualquier mamífero puede vaciar su vejiga en unos 21 segundos (más o menos 13), lo cual plantea problemas para argumentar la demora de mucha gente en el baño. También destacamos el premio en literatura de Mark Dingemanse, Francisco Torreira  y Nick J. Enfield  , quienes descubrieron que la palabra “huh?” (o un equivalente) existe en casi cualquier idioma humano, aunque no se sabe por qué. Así mismo, llama la atención el galardón en matemáticas para Elisabeth Oberzaucher y  Karl Grammer que concluyeron que Moulay el terrible debió tener sexo 2 veces al día cada día de su vida para engendrar 600 hijos, como cuenta la leyenda.

Y copmo dice Marc Abrahams, creador del premio: “si no ganaste este año, pero sobre todo si ganaste… mejor suerte el otro año”.

Imagen de introducción: Wikimedia Commons

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario