Revista El Muro

Muerte y facturas… muerte y facturas.

Cansada de las altísimas tarifas de larga distancia, una mujer decidió acabar el contrato de celular de su marido. Las caras tarifas se deben a que tiene que llamarla del más allá porque está muerto desde agosto. Para colmo, en la empresa T-mobile quieren cobrar la multa de cancelación del contrato.

La viuda Rayboulds, de Gales, perdió a su marido en agosto por un cáncer. Su hijo llamó a la empresa un día después de la tragedia a decir que ya no necesitarían el servicio… pero les siguen llegando facturas y hasta cartas pidiendo que paguen las 129 libras (unos 440.000 pesos colombianos al cambio de hoy) que debe el señor por el contrato de un Samsung Galaxy SII.

 

tmobiledeath

La viuda Rayboulds. Imagen: Thelegraph

 

La señora llevó todo lo que pudo: certificado de defunción, carta del crematorio… incluso sus cenizas. Sufrió un ataque de pánico estando allí mientras los funcionarios organizaban todo. Al rato, una joven le dijo que estaba todo arreglado, que qué pena, que lo sienten mucho y que no había quedado radicada correctamente, que no llamara a la superintendencia… (esas últimas no se las dijeron a ella, sino a un miembro de nuestro equipo,pero es casi lo mismo)

Y luego, le llegó una carta diciendo que los cobradores irían a embargar su casa, y ofertas de banda ancha por 2.50 libras (8500 pesos más o menos). El suplicio no parece terminar para la pobre señora Rayboulds, que aseguró al Thelegraph que fue más sencillo hacer el sepelio que arreglar los problemas con sus facturas.

Y uno quejándose de las compañías de acá…

Fuente e imagen: Thelegraph

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario