Revista El Muro

Ante la inusual oleada de calor que vive actualmente nuestro país, nos dimos a la tarea de pedir consejo a diez eco activistas sobre cómo puede cada uno de nosotros aportar un grano de arena para combatir el cambio climático

Por: Mauricio Moreno

@mauromoreno83

Enero es un mes tradicionalmente caliente y en este momento el país se enfrenta al Fenómeno del Niño. Eso es cierto, y es el argumento que expone el Diario El Tiempo para explicar por qué está haciendo un calor que los bogotanos no recordamos haber sentido. Pero es cierto también, que hay una nube que nos ha privado de sol a los chapinerunos durante varios días, debida a la contaminación y un fenómeno llamado inversión térmica que explicó Cristian Diaz  a Blu Radio.

Sea o no un fenómeno debido a causas esperables, estos días deben ayudarnos a hacer consciencia sobre el cambio climático., Y claramente las multinacionales y grandes empresas tienen su gran cuota de responsabilidad. Pero también nuestras malas elecciones políticas llevan al poder candidatos que emiten licencias ambientales exprés, venden al mejor postor nuestros recursos hídricos, apoyan la mega minería,  buscan alterar los ecosistemas de los cerros con caminos peatonales, canalizar los ríos, y hasta disparates ambientales como pavimentar los humedales y hasta ponerles puentes (ojalá también semáforo peatonal para que las aves migratorias crucen cuando les toca y no se extingan aplastadas por los carros… ¿así harán en París?).  No hablo de nadie en particular, la verdad no creo que haya ciudades o países que hagan semejantes elecciones.

Es muy fácil decir que esos son los únicos culpables, pero los culpables de que “el clima esté loco” somos nosotros mismos. Y el poder es también nuestro para detener todo esto sin tener que recurrir a la violencia sino a pequeños cambios en nuestros hábitos del día a día. Por eso, buscamos a varios activistas y artistas que trabajan con y por el ambiente para que nos contaran qué puede hacer cada uno de nosotros en su día a día para ayudar a contrarrestar un poco el cambio climático. Cada uno nos dio un par de consejos, y aunque algunos parecen repetirse, decidimos reproducirlos todos porque cada uno tiene enfoque y contenido diferente.

Juan Andrés Moreno – Activista – CantoAlAgua

“Si bien el calentamiento global es un asunto que nos compete a todos, este se debe en su mayor porcentaje al mal uso de los recursos y la contaminación generada por las diversas multinacionales, la minería legal e ilegal y la explotación exagerada que se hace de dichos recursos.

juan-andres-moreno

Desde mi lugar, aporto con la separación de residuos y el no excederme en la utilización de los llamados “servicios públicos”. Reciclar y re utilizar botellas plásticas; re utilizar y reciclar papel de oficina. También se puede empezar por no arrojar basuras a la calle, hay que evitar su larga descomposición- re utilicemos”.

Ricardo Paez – Activista

ricardo-paez“En general, cambios progresivos en los hábitos de consumo personales. Puntualmente reducir, por ejemplo: 1. Dejar de usar nuestro carro o moto y pasar a medios de transporte limpios y eco amigables (bicicleta, patines, etc. o transporte público) como meta personal puede ser progresivo, ponerse uno o varios días a la semana, los múltiplos de tres, de cinco, etc… puede volverse un “juego personal” interesante.

Además, reducir el consumo de carnes, principalmente rojas derivadas de la ganadería, altamente contaminantes en su proceso industrial. Como meta personal, puede ser algo progresivo, pero pueden evitarse las carnes uno o varios días a la semana (fundamento de weekday vegetarian).”

David Castiblanco – Activista – LatinLatas

david-castiblanco-1“Consumo responsable, saber de dónde viene lo que consumimos y saber para donde va luego de su uso. El consumo desmedido es el más grande combustible del cambio climático. Hay que ser conscientes de que todas nuestras acciones influyen en todo el planeta, vivimos en un gran ecosistema llamado Planeta Tierra y debemos olvidar todas las fronteras cuando de medio ambiente se habla, todo está conectado o asociado, el agua es el motor de la vida y es lo más importante, ahora mismo estamos viviendo las consecuencias de esa desconexión que tenemos con la vida”

Catalina Infante – Eco-Empresaria – Latitud Verde

catalina-infante“Ya que todas nuestras actividades diarias aportan a la emisión de gases tóxicos que influyen en el calentamiento global, podemos hacer muchas cosas día a día hasta volverlas un hábito. Por ejemplo utilizar el menor tiempo posible aparatos electrónicos, la mayoría de la energía en el país se obtiene de las hidroeléctricas y su funcionamiento produce emisiones, entonces es bueno no utilizar tanto el ascensor, desconectar el cargador del celular, no dejar en stand by los equipos… es mejor desconectarlos.

También aprender a consumir lo necesario o justo, intentar consumir lo que se produce localmente, para evitar el transporte a largas distancias. Poner a trabajar la creatividad reutilizando objetos, dándoles otra utilidad o donar lo que ya no te sirva pero que está en buenas condiciones para que otro lo pueda disfrutar. Consumir menos carne, está comprobado que el metano producido en las heces de las reses es el que más aporta gases, incluso más que los vehículos. Poco a poco haciendo esto vas encontrando más cosas que pueden ayudar a mitigar esta situación, ya estarás convirtiéndote en una persona más consciente y activa, y lo mejor es que serás el ejemplo para que otros se unan a tus acciones”.

Andrea Zárate – Eco-empresaria – Ecofaktor/Ato Club/Colectivo CAB

andrea-zarate“Una de las causas de la modificación de las condiciones ambientales son los residuos sólidos, por ello se aconseja reducir el consumo desmesurado, utilizar menos productos que vengan envasado o reutilizarlos creando nuevas maneras de uso de los envases. Evitar utilizar productos de un solo uso, así lograremos minimizar el impacto. La educación juega un papel importante, se debe crear una cultura de reciclaje, enseñar a los más jóvenes, diferentes formas de reutilizar los productos, crear estrategias para separar los residuos, realizar proyectos entorno a las basuras, en los que participe la comunidad educativa”.

Catalina Salguero – Activista – CantoAlAgua

catalina-salguero“Es un tema complejo pero que depende de lo que cada persona tome como responsabilidad en sus prácticas. Habría dos cosas en las que haría énfasis: Primero, hacerse consciente del impacto de comer carne roja, porque la ganadería acabó con los bosques, donde hay ganadería había bosque, donde hay un potrero antes había árboles y agua, la cual reduce su presencia y la sequía acaba con la vegetación.

El otro consejo sería revisar la canasta familiar. Comprando a productores irresponsables le estamos dando el poder a las grandes compañías, aquellos que dirigen el planeta hacia el desastre ecológico… ¡Comprando de manera irresponsable nos volvemos parte de esa cadena y les damos el poder a ellos! ¡Se requiere de una acción masiva para que podamos impedir el desastre!”

Claudia Patricia Vargas – Ecoempresaria – PembaKissy y Colectivo CAB

claudia-patricia-vargas“Con acciones aparentemente pequeñas se pueden hacer cosas muy grandes y aportes realmente importantes. Acá en mi casa, mi familia y yo empezamos a transformar el jardín en una huerta, tenemos varias hortalizas y hierbas aromáticas. Y como la casa está en la entrada del conjunto, hemos podido dar ejemplo y ya unas siete familias han sembrado sus huertas, eso ha creado sentido de comunidad y los niños han aprendido a respetar la naturaleza y a alimentarse sanamente.

Además de eso, estamos reutilizando el agua del segundo ciclo de la lavadora que sale muy limpia, para regar el jardín y para los sanitarios. Y cuando comenzamos con la huerta, empezamos también a recolectar el agua del lavado de los alimentos… pusimos un letrero en la huerta con estos tips y varios vecinos están también recolectando agua para regar sus jardines o huertas…”

Nixa Siera – Eco empresaria y diseñadora – Nixa Sierra Soluciones sostenibles

“Primero, procurar una dieta naturalista, donde uno se proponga no consumir nada que venga en empaque. Es más saludable porque comes sin conservantes y esas cosas, y por otro lado, no produces tanta basura… todo viene en empaque, y desperdicias el empaque, la bolsa y el empaque del empaque…

nixa-siera

La otra cosa es buscar que las cosas que consumes por necesidad se suplan investigando alternativas. EL bicarbonato, por ejemplo, es buenísimo para muchas cosas de aseo y no es agresivo con el ambiente ni con uno… si uno se informa y usa herramientas básicas, puede hacer muchas cosas que pueden evitar el consumo de productos tóxicos empacados. Consume tiempo, pero si lo incluyes en tus hábitos, es sencillo, se vuelve un ritual”.

Catalina Villamizar – Activista – Sembrando Barrio

catalina-villamizar“Lo más importante es que nos unamos en la defensa de los recursos naturales, especialmente el agua. Como ciudadanos y habitantes de este territorio exijamos que pare o se regulen la minería, la explotación del petróleo y todas las actividades que hacen que este cambio en el clima sea realidad. Necesitamos hacer consciencia de nuestro consumo a todo nivel, lo que más afecta es el consumo del agua. Es central cuidar el agua y unirnos en su defensa.

Por otro lado, volver la ciudad más verde. Utilizar las leyes que tenemos de techos verdes, intentar reforestar, hacer más parques con árboles… los árboles regeneran el ciclo del agua, las huertas que sembremos ayudan a formar ciclos de agua. Necesitamos cuidar nuestros recursos, cuidar lo verde, lo que está vivo, porque evidentemente ya estamos en un proceso de cambio climático y los ecosistemas frágiles como los humedales pueden desaparecer”.

Andrea DeFrancisco – Activista – LatinLatas

“La única manera de hacer revolución de verdad contra las empresas que contaminan, producen basura y tomando el agua de los demás es comenzando un cambio de vida en el consumo. Si todas las personas dejamos de comprar a esas empresas y personas, podríamos generar una presión tan grande que el cambio se sentiría. Cada granito de arena cuenta, casa cosa que compramos, debemos pensar de dónde viene y hacia dónde va.

andrea-defranciscoPor otro lado, la energía renovable, empezar a pensar en invertir en paneles solares, no consumir tanta energía, no usar tanto el carro, usar más la bici… todo eso cuenta como una revolución de acciones cotidianas, diarias. Es importante pensar en todo el consumo, en cómo vivimos el día a día y de verdad creer que la única forma de cambiar es cambiando nosotros y siendo un ejemplo de acción”.

En conclusión, unos consejos son más sencillos que otros, evidentemente, pero cualquiera de nosotros puede llevar a cabo estas acciones. Lo importante es cambiar el chip, tener consciencia y entender que nuestra especie ha alterado el ecosistema de maneras que espero sean reversibles, y que si no hacemos algo, y pronto, podemos llegar a extinguirnos como especie. Y usted, señor o señora individualista y egoísta a la que no le importa, también va a extinguirse como el resto, porque aunque no nos importe, si nos importa, y mucho.

Todas las ilustraciones: Zumbambico

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario