Revista El Muro

Te presentamos la tercera novela de la escritora bogotana Margarita Arenas, secuela a su ópera prima “Donde guardas tus miedos”

Por: Mauricio Moreno

@mauromoeno83

Los personajes de un buen libro se convierten en ocasiones en amigos. Los acompañamos durante una parte de sus vidas, vivimos junto a ellos sus aventuras, les tomamos cariño, los odiamos… lo cierto es que cuando un personaje se crea con habilidad, es imposible no hacerlo formar parte de nuestras vidas, al menos por un tiempo. Esto me pasó en gran medida con Ana, Adriana, Alberto y Samy, personajes del hermosísimo libro “Donde guardas tus miedos” de la autora bogotana Margarita Arenas. Y aunque esa historia no queda precisamente abierta, era claro que la vida de los personajes continuaba tras ese emocionante punto en que la dejamos. Arenas presenta este año “Vivir con Veneno”, la obra con la que da cierre a los personajes de “Donde guardas tus miedos”, editada nuevamente bajo el sello editorial 531 y con el trabajo de Juan Pablo Donoso en la portada.

Pasaron quince años desde que el final agridulce de “Donde guardas tus miedos”, la pequeña hija de Ana y su esposo Roger ya es una adolescente malcriada, su abuela Adriana sigue trabajando en el hospital y guardando un luto no dicho por su marido y Alberto, padre de Ana, las sigue espiando en lo que puede para asegurarse de que sean felices. Samy, por su parte, sigue siendo la dulce pelota que, a pesar de haberse casado y divorciado, ama a Ana por sobre todas las cosas pero no es capaz de decírselo. La historia gira en torno a los venenos como el rencor, el odio, la rabia, la ira y todos los traumas que crecen en la vida de Ana y cualquier mujer que ha sido víctima de abuso, así como de quienes están a su alrededor.

El libro está formado por 62 pequeños capítulos que durante las 290 páginas del texto van alternando el foco: la historia va siendo narrada desde un punto de vista omnisciente que sigue los pasos de un u otro personaje para ir formando como un collage las vivencias de la familia Barrios, del infame tío Félix, el apagado hermano Federico, del devoto Alberto, la abnegada Adriana, el miedoso Samy y la callada Ana, junto a la joven y rebelde Ula y sus amigos. Todos viviendo con veneno por dentro, el veneno de lo que no decimos y nos corroe. Pero sobre todo, de cómo lo escupimos y nos liberamos de él. El título se inspira en la canción “No” de Shakira, lo que podría situar la acción hacia el 2005 o 2006.

El libro me gustó muchísimo. Nuevamente hay que destacar la habilidad que tiene Arenas para conectar al lector con sus personajes: son seres humanos, irremediablemente humanos, con miedos, traumas, deseos y dolores que todos llevamos por dentro. La historia es bonita y aunque se aleja del siempre presente tema del maltrato a la mujer, el fantasma sigue allí, atravesando la vida de Ana.

La delicadeza estilísitica de Arenas, su escritura sin pretensiones, la estética de las imágenes y situaciones que plantea, siguen siendo para destacar y me hacen esperar con ansias el próximo libro de la autora. La vedad, quería que el libro terminara como terminó (ojo, dije quería, no predije), una suerte de buen desenlace para “Miedos”. Una secuela no pedida, inesperada, pero muy bien recibida. Así mismo, destaco la división y el cambio de foco entre los personajes que, sin llegar a ser un juego de subjetividades, da una riqueza al texto con la que permite ir construyendo la historia sin entregar todos los elementos de una vez. Una propuesta muy interesante para construir historias que, sean lineales o no, juegan con formas alternativas de narración.

Hay apenas un par de cosas que no me cuadraron. Lo primero, hay un personaje femenino cuya función no me termina de encajar (y cuyo nombre no pudo decir por aquello de los spoilers). Por otra parte, el lenguaje de los adolescentes del libro es demasiado limpio para lo que se escucha en las calles, pues yo que vivo rodeado de ellos puedo dar fe de que no hablan tan bonito como Arenas lo plantea… Ojalá. De resto, el libro me pareció muy bueno y no tengo mayor crítica al mismo, sencillamente me atrapó, apasionó y emocionó, me dio el final que no sabía que quería de “Donde guardas tus miedos”. Además, queda la ínfima posibilidad de una secuela, nuevamente no pedida, pero bien recibida.

Es un libro que vale la pena leer. Una bonita segunda parte para un libro que nos dejó a quienes lo leímos con un final agridulce en la boca y que por demás no tiene spoilers, es decir, aunque sea una segunda parte llena de obvias referencias a los sucesos de hace 15 años, no arruina la historia al despreocupado lector que lea primero la secuela. Pero sobre todo hay que comprarlo y leerlo para seguir de cerca, muy de cerca, la carrera de la que se perfila como una de las grandes plumas de la literatura colombiana, una que sin pretensiones ni delirios de estrella, cautiva al lector con sus líneas e historias con toda la suavidad y ternura del caso.

Pata: El libro se presenta el 1 de mayo de 2017  en la sala FilBo G a las 11 A.M. Un evento imperdible.

Dato curioso: “No” de Shakira contó con la participación de Gustavo Cerati en los coros, la guitarra y la producción. Tal vez un guiño, tal vez una continuidad, tal vez una maravillosa casualidad, lo cierto es que hasta en esto hay cercanía entre las dos partes de la historia.

Otro dato curioso. La única reseña que he escrito en la que he puesto datos curiosos fue en la de “Miedos”.

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor

mm

Mauricio Moreno

Periodista por vocación, artista por devoción, escritor por pulsión y humano por diversión. Durante unos años, tuvo el orgullo de compartir planeta con John Lennon, Freddie Mercury, Gustavo Cerati y David Bowie. Estudió filosofía, pero la abandonó en busca de aventuras con amantes más fogosas que la fría razón. Pasó muchos años como profesor, pero se aburrió de tanto ego y se embarcó en la aventura sin retorno de vivir siguiendo su ser. Ama el café, la música y los animales.
Es creador, director y activo escritor de la Revista El Muro. Actualmente, prepara diversos proyectos literarios, periodísticos y audiovisuales enfocados en el apoyo a las diferentes escenas artísticas del país y el continente.

Deja un comentario