Revista El Muro

 

Por: Mauricio Moreno

director@elmuro.net.co

@mauromoreno83

 

Voy a empezar contándoles algo personal: me había resignado a ver Capitán América solo (gajes de este oficio), pues mi novia detesta a Steve Rogers. No tanto por lo que representa sino porque el tipo realmente es un tarado, un mirmidón incapaz de pensar o actuar sin un general que le diga qué hacer. Por eso, me sorprendió que me invitara a ver la película. Y lo más sorprendente es que no se durmió. Ella se ha dormido unas cinco veces viendo la primera mientras que yo ya me estoy aprendiendo los diálogos de tanto intentar que la vea. Creo que el hecho de que haya mantenido a mi novia despierta es la mejor crítica que puede recibir esa película. En efecto, está llena de acción, giros, referencias y cosas interesantes por todo lado.

La historia no es nada sencilla. El super soldado vintage es hoy un importante miembro de SHIELD que intenta reconstruir su vida ahora que está apenas amoldándose a vivir en el siiglo XXI. Le echó el ojo a una vecina mientras se olvida de su exnovia Peggy (que tiene como 90 años), tiene su puesto de super héroe en SHIELD y casi que es amigo de Natasha Romanov, la Viuda Negra. Pero todo termina cuando otro super soldado mata a Nick Fury y casi que casca al Capitán: el mítico Soldado de Invierno. Ahora, Rogers sabe que SHIELD está infiltrado, que no puede confiar en nadie, es prófugo de la justicia porque se sospecha que mató a Fury y su única compañía son Viuda Negra y su nuevo amigo Falcon, enfrentándose a un ser que logró vencer a la muerte y su poderosa organización, a SHIELD y su nuevo equipo de espionaje y destrucción, y especialmente a otro super soldado, que resulta ser un viejo conocido. Y no les dañé la película: eso pasa como en los primeros 20 minutos.

 

 

 

Esta película realmente es muy superior en todo aspecto a la anterior entrega del super soldado old school salvo por el manejo del 3d (que no es nada impresionante). La banda sonora, la dirección, producción y actuaciones son muy buenas. La historia en sí está muy bien contada y a pesar de los giros sorprendentes, no se sienten forzados casi nunca. Scarlet Johansson (Viuda Negra) y Coby Smulders (Maria Hill) dan también un aire refrescante a las hasta ahora bastante machistas películas de Marvel, pues los personajes femeninos son todo menos indefensos y de apoyo, pasando a salvar la situación y dirigir las cosas en más de una ocasión. Además, a pesar de ser mujeres bellísimas, su sexualidad no se ve (tan) explotada como podría ser.

En Colombia ha habido polémica sobre esta película, pues se nombra al ELN y a Bogotá por una supuesta toma de la embajada estadounidense llevada a cabo por este grupo guerrillero. Creo que debe ser como la que se generó en Afganistán porque Tony Stark fue secuestrado allí, o la que se armó en Alemania por “Bastardos sin Gloria”: una bobada. En mi opinión, si no somos capaces de asumir que llevamos 50 años en guerra y que realmente esa es la imagen que estamos dando, tenemos problemas. Más bien, en vez de pelear por un dato irrelevante para la trama podría verse la fuerte crítica que se hace en la película: perdonarán el ataque de ñoñera, pero Capitán América es una fuerte crítica a la paranoia con la seguridad y cómo esta termina siendo un elemento de terrorismo gubernamental, una forma de crear el Nuevo Orden Mundial que los teóricos de la conspiración viven temiendo. Y eso es importantísimo para el Capitán América, pues ese cómic en particular es para muchos la conciencia de Estados Unidos. En ese mismo sentido, es bastante positivo que el Capitán hubiese aprendido a pensar, que el valor por el que luchó, la libertad, lo haya puesto en contra de la seguridad y del Gobierno.

Pero más allá de ese discurso político, la película es muy entretenida. Está llena de referencias a Hulk, Thor, Iron Man y hasta al Dr. Strange, que tal vez aparezca en las películas (los más geeks recordarán que también hubo referencias a él en la primera de la saga Spiderman de principios de siglo y en Thor). Así mismo, en las escenas de los créditos, se adelanta el regreso de HYDRA a cargo del Barón Strucker que cuenta ahora con tecnología de fuera de este mundo y hay una breve aparición de Bruja Escarlata y Mercurio, dos de los personajes que se unirán al equipo de los vengadores cuando salga Avengers 2: Age of Ultron (que cuenta la leyenda que son hijos de Magneto de los X-men, pero eso no se puede decir por leyes de derechos de autor).

Así mismo, la escena poscréditos (al puro final) abre la posibilidad de que aparezca un nuevo héroe en el universo fílmico Marvel, aunque a primera vista parece muy boba. Eso ayuda a ensamblar aún mejor la escena poscréditos con lo que viene para el universo Marvel, tanto en “Avengers” como en “Guardians of the Galaxy”. Recordemos que han aparecido ya El Coleccionista (Thor 2) y Thanos (The Avengers). Habrá que esperar para ver cómo se ensamblan estos equipos de maleantes interestelares con la historia de Steve Rogers y compañía.

En definitiva, es una película que vale la pena ver independientemente de lo geek que sea uno: hay acción, aventura, crítica social, Bogotá, belleza, sorpresas y el humor que ha caracterizado siempre la saga de los vengadores. Aunque el 3D no sea para trasnocharse, es una película excelente, y aunque sea recomendable haber visto la telaraña de películas del universo Marvel Fases 1 y 2, no es del todo indispensable para disfrutar toda la tarde de un grupo de gente bonita dándose patadas en una historia que atrapa al espectador. Los dejamos con el Trailer:

Imágenes: http://marvel.com/captainamerica

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

una opinión¿quieres decir algo al respecto?

Deja un comentario