Revista El Muro

Los superhéroes muestran a nosotros, los simples mortales, un universo donde todo es posible: tener súper fuerza, volar, tener agilidad sobrehumana, ser inmortales… Y es en este contexto donde nacen los X-men, que según Wikipedia deben su “X” a Malcolm X, defensor de los derechos de los afro descendientes. Y los mutantes de esta saga de fantasía se enfrentan al mismo dilema: ser diferentes dentro de una sociedad dividida entre quienes los apoyan y quienes los quieren eliminar. The Wolverineno se ocupa de eso. Esta película, la nueva entrega de la desordenada saga de los X men, es una emocionante aventura sobre el honor, la lealtad y el perdón. O si no se quiere ser ñoño, una excelente película de patadas protagonizadas por Wolverine, el mutante inmortal y rebelde.

Todo comienza en Canadá, donde Logan (Wolverine) vaga por los bosques sintiéndose atormentado por el fantasma de Jean Grey (Dark Phoenix, que constantemente le recuerda que la mató), hasta ser encontrado por Yukio, una japonesa que viene a pedirle que viaje su país para visitar por última vez a un soldado al que salvó de la muerte durante la explosión atómica de Nagasaki. Resulta que ese soldado venía de una noble estirpe y además estaba lleno de dinero. Una vez en Tokio, Wolverine se reencuentra con el señor Yashida (el soldado), quien convalece bajo el cuidado de una oncóloga, y además tiene un hijo llamado Shingen y una bellísima nieta llamada Mariko.

Lo que Wolverine no sabe es que lo han llevado allí para ofrecerle ser mortal y terminar así con su vida sin propósito ni sentido. Y aunque se rehusa, cae en una trampa de la Oncóloga Green (que resulta ser Viper, de quien hablaré luego) perdiendo su habilidad de sanar. La cosa se complica cuando en el entierro del Señor Yashida, La Yakuza (la mafia japonesa) intenta secuestrar a Mariko, siendo Wolverine su inesperado protector, dando inicio a una aventura que lo enfrentará a la Mafia, Viper y el Samurái de Plata.

No sé  si compliqué innecesariamente la trama, pero la historia es apasionante y absorbente. Las actuaciones de Hugh Jackman (Wolverine), Tao Okamoto (Mariko) y Rila Fukushima son destacables, y en cuanto a efectos, arte y fotografía, producción y dirección, la película merece una buena calificación, aunque el 3D podría haberse aprovechado un poco más. En líneas generales, la historia es un interesante drama sobre el honor, la mortalidad y el perdón, pero que no está exenta de acción. Las peleas son excelentes y pertinentes a la historia, a pesar de que hay más bien pocos mutantes. Es una muy buena producción con una historia interesante y bien contada.

Hay varias cosas que decir sobre la película. La primera, que más que un Wolverine 2, es una suerte de X-men 4, en tanto continúa la línea de la saga tras la muerte de Phoenix y no tras X-men Origins: Wolverine o X-men: First Class. Y en ese sentido, aunque sea entendible sin ver las anteriores, es prudente haberlas visto. Así mismo, es bueno ver la escena poscréditos, que da una luz acerca de lo que vendrá en X-men: Days of the future past (proyectada para el 2014), además de sacar de la tumba a un gran mutante y devolver sus poderes a otro.

La tercera (y acá se me sale lo más geek que llevo adentro) es que si la mala es Viper, es decir, Madame Hydra, y si Hydra son los malos de Avengers (recuérdese que es la sociedad secreta liderada por Cráneo Rojo), y si el Hombre Araña es parte importante de los Vengadores… digo  yo, sería interesante, o al menos muy divertido, que esta sociedad de superhéroes no tuviese que sucumbir ante las leyes humanas de derechos de autor, y pudiésemos ver a los vengadores trabajando con los X-Men y el Hombre Araña, como pasa en los comics o las caricaturas de TV. Pero para la tristeza por parejo de geeks y amantes del cine de patadas, eso no va a pasar, porque los Vengadores son propiedad de Disney; el Hombre Araña, de Sony; y los X-Men, de Fox.

Pero no hay que dar por perdida esta súper-reunión, pues la aparición de Viper en The Wolverine y de Quicksilver y Scarlet Witch (dos mutantes) en The Avengers 2, es un buen punto de partida que podría llevar a que algún día estas sagas de Marvel se encuentren en la gran pantalla. A la larga, en el mundo de los super héroes todo es posible.

Imágen central tomada del sitio web oficial de la película http://www.thewolverinemovie.com/img/the-wolverine-cover-creator.jpg

Sobre el autor Ver Más artículos de este autor Página del autor

mm

Revista El Muro

Deja un comentario